El adoquinado de la calle Gil de Jaz

Amable Fernández envía un correo al periódico para quejarse del «mal estado» en el que se encuentra el adoquinado de la calle Gil de Jaz. No entiende que esté así si «apenas circulan coches, es una calle semipeatonal». Además añade que «el pavimento es irregular y, cuando los días de lluvia las aceras se llenan de viandantes y terrazas, es un peligro caminar por ahí». Invita al Ayuntamiento a arreglarlo lo antes posible, «porque da mala imagen de la ciudad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos