El aforo de la plaza de la Catedral en San Mateo estará limitado a cinco mil personas

Los Secretos sobre el escenario la noche en homenaje a Tino Casal, cuando hubo que bloquear los accesos a la Catedral por la cantidad de gente que se congregó.
Los Secretos sobre el escenario la noche en homenaje a Tino Casal, cuando hubo que bloquear los accesos a la Catedral por la cantidad de gente que se congregó. / A. PIÑA

Las terrazas y chiringuitos situado en las vías de evacuación se retirarán por segundo año consecutivo

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Queda un mes y diez días para que el periodista británico Sid Lowe pregone las fiestas de San Mateo y las jugadoras del Oviedo Moderno y Balonmano den el chupinazo. El viernes 15 de septiembre abrirán los chiringuitos y el Paseo del Bombé o la plaza de la Catedral se llenarán de música. Pero hasta que este momento llegue aún queda mucho por organizar. El escenario de la plaza Alfonso II El Casto está sin adjudicar, faltan por ultimar los detalles de los grupos que desfilarán el Día de América en Asturias por las calles del centro de la ciudad y la elaboración del plan de autoprotección. La junta de gobierno de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) adjudicó esta semana la redacción de este plan a la empresa GSIC Asturias, liderada por Miguel Romano. Se valoró el precio, ya que presentó la oferta más barata, y que no sería la primera vez que este director técnico realice un plan de estas características. Fue el encargado del documento en los festejos del año pasado y también en La Ascensión.

Romano se reunirá con todos los agentes implicados que van desde la Policía Local, los Bomberos a los adjudicatarios del escenario y elaborará el escrito que tendrá listo «diez o quince días» antes de que Sid Lowe se suba al balcón del Ayuntamiento. A pesar de que el plazo de redacción es amplio ya hay unos criterios fijos: el aforo de la plaza de la Catedral será como «máximo de cinco mil personas». Es decir, que si se sobrepasa esta cifra, los accesos se cerrarán, tal y como ocurrió el año pasado la víspera del día grande.

Esa noche, en el escenario cantaban Los Secretos y Loquillo, mientras muchos ovetenses tarareaban las canciones 'Déjame' o 'La Ciudad de las mujeres', otros intentaban acceder sin éxito a este emplazamiento. Entre ellos algunos concejales del equipo de gobierno. Y es que desde que una aplicación para móvil estableció que en este emplazamiento había superado el aforo permitido, los agentes de la Policía Local junto a los encargados de Protección Civil y los trabajadores de la empresa de seguridad colocaron una serie de vallas en las cuatro calles de acceso (Águila, Eusebio González Abascal, San Juan, Rúa y Santa Ana) y no dejaron entrar a nadie más hasta que recibieron la voz de aviso de que la plaza se había vaciado parcialmente.

Pero este cierre no fue todo lo satisfactorio que cabía esperar, a pesar de que se había ensayado. En la segunda de estas vías se creó un tapón. Las personas que intentaban salir se mezclaron con las que querían acceder y hubo un momento de caos. Por esta razón, y tal y como adelanta Romano, este procedimiento se mejorará: «Pediremos un refuerzo de seguridad en la zona de La Escandalera para evitar esta situación».

Explica, además, que por segundo año consecutivo se retirarán las terrazas, las barras de los bares exteriores de los bares y los chiringuitos situados en estas vías de evacuación de la plaza Alfonso II el Casto. Esta medida no fue del agrado de los hosteleros. Alegaron que perderían dinero y dejarían de contratar a nuevo personal, pero tuvieron que cumplir con lo establecido por el Ayuntamiento.

Otros emplazamientos

El plan de autoprotección no solo servirá para la plaza de la Catedral. Se utilizará en los escenarios que se instalen en Feijoo para la celebración del vigésimo Concurso de Rock Ciudad de Oviedo-Alejandro Espina; en el Paseo del Bombé con la actuación de seis orquestas y el Oviedo Flower Power con música de los años 60, 70 y 80; y en el Paraguas actuarán de grupos como Luis Núñez y los Flogazanes o Nuberu. En estos espacios públicos no se instalará un puesto de control, ya que estará de nuevo en la plaza de la Catedral, donde se controlará todo el dispositivo y si en algún momento se produce una emergencia, los agentes podrán desplazarse en pocos minutos hasta allí.

Más

Fotos

Vídeos