El albergue de animales tendrá voluntarios a partir de febrero

Decenas de personas participaron en los paseos caninos. / PIÑA
Decenas de personas participaron en los paseos caninos. / PIÑA

Un centenar de personas acudió a la jornada de puertas abiertas del centro de La Bolgachina para pasear y jugar con los perros

J. C. A. OVIEDO.

Casi un centenar de amantes de los animales acudieron ayer, pese al frío y la lluvia a la jornada de puertas abiertas del Albergue municipal de animales. La actividad, promovida por el Ayuntamiento de Oviedo y la gerencia del centro, pretende dar a conocer las instalaciones y mejorar las tasas de adopción de los perros y gatos que allí se encuentran.

Con motivo de la visita, además, Ana Taboada, vicealcaldesa de Oviedo, anunció que, a finales de este mes comenzarán las jornadas de formación para crear una red de voluntariado que complemente a los profesionales que trabajan en el albergue. Estos cursos de formación fueron una de las propuestas ganadoras del proceso de presupuestos participativos están dotados con un presupuesto de 2.000 euros.

«Queremos fomentar la adopción y el ciudado de los animales y, a la vez, sensibilizar a la población contra el abandono», indicó la edil antes de añadir que pretenden luchar contra la imagen de las mascotas como un producto de «consumo» que se puede desechar. En el mismo sentido, recordó que el pasado noviembre 600 escolares ovetenses pasaron por talleres impartidos por el personal del centro en los que se inculcó pautas de buen cuidado de las mascotas.

Más información

Por otro lado, Taboada también avanzó que las obras de reforma y sustitución de cubiertas en el albergue, adjudicadas a la empresa Aplicament por un importe de 48.549 euros estarán listas a final de mes.

Eva Rodríguez, responsable de las adopciones en el centro, destacó la mejora en las condiciones de los animales en el último año años pero quiere seguir con el proceso de adecuación. Por ejemplo, explicó, «reducir las tasas de perros que acaban en el albergue para poder hacer las jaulas más grandes. Cuando llegamos había tres perros por espacio». Aún así, desde el pasado febrero cuando la clínica veterinaria Quirós se hizo cargo de las instalaciones, se ha reducido el número de huéspedes de 350 perros a 215, mientras que el número de felinos asciende a 29.

Entre ladridos y juegos, los visitantes hicieron las delicias de los perros que pudieron durante un buen rato, disfrutar del verde del prado afuera de las jaulas.

«Venimos para ayudar y que los animales puedan salir de las jaulas a dar un paseo. Lo hacemos por ellos, más que nada», explicó Eva Álvarez junto a su padre. «Nosotros ya tenemos perro y venimos a dar una vueltina», añadieron. Otra de las visitantes del albergue ayer, Alba de Salinas, relató que «adoptamos a un perro hace diez días y nos dijeron que hoy era la jornada de puertas abiertas. Es importante que haya días así para que se conozca el albergue. Se tiene que correr la voz de la buena labor que hacen y que los perros encuentren un hogar».

Laura Alberdi, voluntaria de la asociación Adoptastur, indicó por su parte que «es importante que la gente venga en jornadas como las de hoy porque si no, los perros no salen. Están en la jaula y su única diversión es comer una vez al día. Les viene muy bien porque además aprenden a estar con gente». Desde su visión como voluntaria, Alberdi destacó la importancia de los cursos de formación para que se pueda crear la red de voluntarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos