El alcalde anuncia que volverá a pedir responsabilidades por Villa Magdalena

El palacete de Villa Magdalena se expropió en tiempos de Gabino de Lorenzo. / ALEX PIÑA
El palacete de Villa Magdalena se expropió en tiempos de Gabino de Lorenzo. / ALEX PIÑA

Admite que se «precipitó» al abrir el expediente en mayo y reafirma su intención de esclarecer hasta la última duda de la expropiación

G. D. -R. / J. C. A. / D. L. OVIEDO.

Villa Magdalena no ha muerto o no del todo. El alcalde, Wenceslao López, anunció ayer que impulsará un nuevo expediente de responsabilidad patrimonial por la ruinosa gestión de la expropiación de Villa Magdalena, tras el fiasco del primero que el propio equipo de gobierno dejó caducar antes de ayer después de que la instructora propusiese su archivo y el secretario advirtiese de que la prórroga pedida en noviembre era irregular y apuntaba a su nulidad.

López admitió ayer que su equipo de gobierno se «precipitó» al abrir el expediente de responsabilidad patrimonial el pasado mes de mayo, pero que «como han ocurrido nuevos hechos, es a partir del 30 de noviembre cuando realmente se ha abierto el plazo para poder pedir responsabilidades patrimoniales».

Lo que da un nuevo margen de nueve meses para reabrir un procedimiento llevado a la trágala. La junta de gobierno aprobó su apertura el 4 de mayo, transcurrido un año desde la sentencia que cerró el justiprecio del palacete en 43 millones de euros. La instructora propuso su archivo y el alcalde anunció que ampliaría el plazo para presentar alegaciones también con el calendario casi encima. La prórroga, irregular según el secretario, venció antes de ayer sin que el equipo de gobierno moviera ficha.

López insistió en que «este equipo no puede renunciar a su responsabilidad y su obligación y es que mientras tenga la más mínima duda, y la hay, y grandes sobre acciones u omisiones que puedan ser motivo de exigir responsabilidades patrimoniales, nuestra obligación es hacerlo. Sería una dejación de responsabilidad no hacerlo».

No aclaró nada más. Tampoco si el Ayuntamiento pedirá nuevos informes que apoyen el encargado a la Fundación Universidad de Oviedo y que concluyó que se causó un daño patrimonial al no consignar el justiprecio en 1998 de más de 45 millones de euros. Los responsables de ese agujero, según la propuesta del alcalde que aprobó la junta de gobierno en mayo, eran quienes fueron alcalde o concejales de Economía, Urbanismo y Presupuestos entre 1998 y 2008, Gabino de Lorenzo, Jaime Reinares, José Agustín Cuervas-Mons, Alicia Castro, Alberto Mortera y Agustín Iglesias Caunedo, sin descartar a otros responsables políticos o funcionariales.

La cosa no salió bien. La instructora intentó apartarse por amistad con Reinares y, después de que la junta de gobierno lo rechazase, concluyó en octubre proponiendo el archivo del procedimiento. Sostenía que lo que se le había pedido era indagar la existencia no de una responsabilidad patrimonial sino de una «subclase» de esta, la contable, y que el Tribunal Supremo ya había descartado su existencia en dos ocasiones. Obviando, eso sí, que la última vez que se pronunció el tribunal fue en 2010 y no era firme ni siquiera el justiprecio de la retasación. Tras el último paso por el Supremo, la adquisición del palacete le ha costado al Ayuntamiento casi 63 millones de euros, en lugar de los 11,2 del justiprecio original.

Movimiento vecinal

El Movimiento Vecinal Villa Magdalena apoyó ayer las intenciones del equipo de gobierno de reabrir el expediente: «Lo dijimos en más ocasiones: lo importante es que no se cierre en falso el caso». La plataforma le instó a recopilar toda la información disponible «para que no acabemos pagando todos por la corrupción de unos pocos». El colectivo insistió de nuevo en las críticas al trabajo de la instructora del expediente caducado, Mercedes Díaz Amodia, que «deja fuera importantes detalles para exculpar a sus amigos (calificados así por ella misma). Si cerramos esto en falso ganan Gabino y Caunedo y pierde Oviedo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos