El alcalde de Oviedo ve «muy difícil» llegar a reciclar la mitad de los residuos de la ciudad en 2020

El alcalde, ayer, borrando la contaminación del aire en la carpa instalada en la plaza de La Escandalera. / PIÑA
El alcalde, ayer, borrando la contaminación del aire en la carpa instalada en la plaza de La Escandalera. / PIÑA

Confía en que la introducción del cubo marrón para la basura orgánica suponga «un salto» que acerque a Oviedo al objetivo de la UE

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

«Es que 2020 está ahí, a la vuelta de la esquina». El alcalde, Wenceslao López, admitió ayer que será «muy difícil» que la capital asturiana cumpla el objetivo europeo de reciclar la mitad de los residuos generados por la ciudad en ese año. Durante la presentación de una campaña de Ecoembes, el primer edil afirmó que Oviedo separa para su reciclaje el 22% de sus basuras, lo que coloca al municipio con el segundo mejor dato de la región, un dato con el que, recalcó, no hay que conformarse; aguarda «un salto importante» cuando, a finales de año, los ovetenses estrenemos el cubo marrón para comenzar a separar la basura orgánica. Una revolución en el servicio que no conllevará un incremento de las tasas de recogida de residuos para los vecinos, confirmó apoyándose en la concejala del ramo, Ana Rivas, aunque no cree que baste para cumplir con el objetivo marcado por la UE. «Somos el segundo municipio con las mejores cifras, pero el problema sigue ahí», señaló y recalcó que espera que la separación de los residuos orgánicos acerque al concejo a «ese objetivo del 50%» para los cual «la colaboración ciudadana es fundamental».

Con los datos de 2015, los últimos publicados -el Ayuntamiento no ha publicado las memorias de casi ningún servicio correspondientes a 2016-, la ciudad genera 75.563 toneladas anuales de basuras, de las que apenas separa para reciclaje el 15,4%, 2.801 toneladas de envases, 5.362 de cartón y 3.817 de vidrio. El Ayuntamiento sí ha publicado, en cambio, el coste del servicio y resulta que no lo hay. El Consistorio 'gana' casi 1.360.000 euros con la recogida de basuras.

El alcalde destacó ayer que en materia de tratamiento de residuos, Asturias ha funcionado como un «área metropolitana sin existir estrictamente como tal, sin una gobernanza», ya que Cogersa ha asumido esas tareas, permitiendo a Oviedo, por ejemplo, cerrar su vertedero y recuperar la zona con las instalaciones deportivas de La Pixarra.

López hizo estas declaraciones durante la presentación de la campaña 'Respira y recicla' en compañía de la gerente de marketing de Ecoembes, Susana Revuelta. La campaña busca fomentar el reciclaje, usando la polución del aire. Unos 'borradores' en forma de botellas y latas permiten limpiar el cielo de Oviedo en una gran pantalla que permanecerá en la plaza de La Escandalera hasta el próximo sábado. Revuelta ha explicado que reciclando seis latas o botellas se contrarresta la contaminación de un tubo de escape durante diez minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos