Un anciano convive todo el fin de semana con el cadáver de su cuidador en la cocina de su casa en Oviedo

El edificio donde tuvieron lugar los hechos y que está situado en la calle Doctor Fleming./MARIO ROJAS
El edificio donde tuvieron lugar los hechos y que está situado en la calle Doctor Fleming. / MARIO ROJAS

El hombre, que está impedido, fue trasladado al HUCA tras estar desatendido; las causas de la muerte del trabajador son a priori «naturales»

ROSALÍA AGUDÍN

Un anciano, que es totalmente dependiente, convivió al menos dos días con el cadáver de su cuidador, un varón de unos cincuenta años, en su vivienda de la céntrica calle Doctor Fleming. Tiempo durante el cual el anciano, que no pudo ni pedir auxilio por teléfono al estar prácticamente inmóvil, permaneció sin ningún tipo de atención. Ayer fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tras descubrirse la trágica situación.

La última vez que los vecinos vieron al cuidador fue el pasado viernes cuando iba a la compra; después a alguno le extrañó que su furgoneta no se moviera en todo el fin de semana del garaje, ya que solía ir a Las Regueras donde tenía ganado. Pero no fue hasta ayer, a las tres de la tarde, cuando se descubrió que llevaba fallecido «varios días», según la Jefatura Superior de Policía Nacional.

Un amigo de ambos había acudido a la vivienda a almorzar. Era su día de descanso. Llamó a la puerta, nadie contestó y tampoco pudo abrir la cerradura ya que las llaves estaban metidas por dentro. De inmediato, avisó a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Hasta el lugar, se trasladaron en un primer momento varias dotaciones del servicio de Bomberos y de la Policía Local y nada más llegar rompieron la cerradura. En el interior de la vivienda se encontraron el fatal desenlace: al anciano inmóvil, que llevaba muchas horas sin comer, ni ir al servicio y sin ningún tipo de cuidado.; mientras que en la cocina yacía su cuidador; su cadáver había comenzado a descomponerse, según precisaron ayer fuentes de la Policía Nacional, cuyos agentes recabaron pruebas para la investigación.

Hasta que no se realice la autopsia, se desconoce con exactitud cuántas jornadas llevaba el cuerpo exánime ni las causas. No obstante, fuentes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana precisaron ayer que el fallecimiento fue «supuestamente natural».

El anciano, mientras tanto, recibió ayer la visita de sus familiares. Después del levantamiento del cadáver, un equipo de médicos se trasladó al domicilio para examinarle. Los doctores pertenecían a un centro de salud y tras una primera observación decidieron su traslado en ambulancia al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Conmoción en el vecindario

El suceso sorprendió a los inquilinos de este céntrico inmueble. La cronista oficia de Oviedo Carmen Ruiz-Tilve es una de las residentes. Ayer comentó que solía conversar a menudo con el fallecido sobre asuntos «de vecinos», no así con el anciano debido a su debilitado estado de salud.

Uno de los vecinos detalló que el cuidado cuidaba a diario del ganado que tenía en Las Regueras, por lo que le extrañó que este fin de semana no moviera su furgoneta. Otros señalaron que cada domingo ambos hombres telefoneaban a la familia del anciano y les comentaban cómo se encontraban. Sin embargo este fin de semana no les llamaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos