Aparece otra perra abandonada con sus doce crías en Oviedo

Aparece otra perra abandonada con sus doce crías en Oviedo

El Albergue de Animales pide ayuda para localizar a los responsables y busca una familia adoptiva

ROSALÍA AGUDÍN

Una perra junto a sus doce crías de quince días fueron abandonadas el jueves cerca del puente Gallegos, en la frontera con el concejo de Las Regueras. Fueron los vecinos de las localidades cercadas los que avisaron a la Policía Local y en la llamada afirmaron que a la vera de la carretera había una caja con perros dentro. De inmediato los agentes se desplazaron hasta allí y comunicaron los gestores del Albuergue de Animales esta situación. Ellos les recogieron y según explicó ayer Eva Rodríguez se preguntó a las personas que a las ocho y media estaban en sus casas si les conocían. «Preguntamos a varias personas y nos dijeron que nunca los habían visto». Por esta razón, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad locales están buscando a los dueños y solicitan la colaboración ciudadana para encontrarlos.

Mientras se busca a los culpables de este abandono, los gestores de la perrera municipal están buscando una familia de acogida. Rodríguez comenta que la separación de los cachorros les «perjudicaría», ya que la madre está pendiente de ellos en cada momento. «Esta es una camada muy grande y por ejemplo no pueden amamantar a todos a la vez, ya que tiene ocho tetas. Además, ella está muy pendiente de sus hijos, ya que les lame y los cuida», resaltó.

A pesar de que han difundido por las redes sociales esta información, Rodríguez califica de «milagro» que los adopten a todos a la vez. Durante el verano, los acogimientos escasean, debido a que es la época en la que más abandonos de animales se producen . «Esta estación es mala para la adopción».

Más abandonos

Este no es el único abandono de animales que se produjo en los últimos meses. Seis cachorros fueron en abril abandonados a la altura de Fuso la Reina en la Senda Verde. Los dueños guardaron a los perros en una bolsa de plástico y después «tuvieron la intención de tirarlos al río». Sin embargo, la jugada no les salió bien, ya que «quedaron justo al lado de la orilla del río» y no llegó a entrar al agua en la bolsa.

Con el golpe, dos de ellos fallecieron y los otros cuatro han sido trasladados al albergue de animales con buen estado de salud. Las crías fueron vistas por una pareja que caminaba por esta ruta y como en esos momentos no llevaban el móvil encima, pidieron a un señor» que diese la voz de aviso. A pesar de que esta historia tuvo un principio trágico, acabó con un final feliz. Todos estos perros fueron adoptados, después de que la asociación sierense Espertar Animal se hiciese cargo de ellos.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos