Los acusados de apuñalar al portero de un pub de Oviedo alegan defensa propia

La vista continuará mañana con la declaración de los forenses

CECILIA PÉREZOviedo

Los acusados de apuñalar por la espalda a un portero de un pub en El Antiguo en Oviedo argumentaron está mañana, en sede judicial, que lo hicieron en defensa propia para evitar que el apuñalado les hiriese con una botella rota de vidrio, tras un altercado en el baño del establecimiento. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial acogió, durante casi cuatro horas, la primera parte de la vista oral que continuará mañana.

En la vista, los acusados, para los que la Fiscalía solicita 10 años de prisión para cada uno por un delito de asesinato en grado de tentativa, reconocieron que la noche de los hechos habían consumido hasta «cinco gramos de cocaína» durante más de siete horas. Un consumo que también realizaron en el baño del local, reconocieron los dos procesados, que son también hermanos. Precisamente este fue el origen de la trifulca que terminó con el portero del local apuñalado.

El agredido relató durante la vista que les advirtió que «eso no lo podían hacer» y tenían que salir del local. Según su testimonio, entró en dos ocasiones para pedirles que salieran del lugar. La primera de ellas los procesados se mostraron cooperativos pero continuaron en el baño impidiendo además el acceso al resto de clientes. Por este motivo, el portero acudió una segunda vez y aquí los dos enjuiciados se mostraron agresivos. En ese momento, acudió un relaciones públicas del local para calmar los ánimos. El portero decidió salir del aseo. En ese momento, relató que sintió que le «agarraban por la espalda» y que notó «un pinchazo». También reconoció haber cogido una botella para intentar repeler la agresión, que se repitió en hasta tres ocasiones, pero que lo hizo después de haber sido apuñalado y que en ningún momento la llegó a utilizar la mencionada botella.

Por su parte, el acusado de haber asestado la puñalada aseguró que la agresión se produjo en el interior del baño y que sacó la navaja porque vio «venir desde arriba la botella rota».

También exculpó a su hermano, del que dijo que en el momento de la agresión se encontraba «muy asustado» y apartado del lugar de los hechos. Sin embargo, un testigo avaló el testimonio del agredido. La vista continuará mañana a partir de las diez y media en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial con la declaración de los forenses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos