El arzobispo cierra las conferencias cuaresmales con su viaje a Perú

Jesús Sanz Montes, ayer. /  P. LORENZANA
Jesús Sanz Montes, ayer. / P. LORENZANA

D. L.

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, cerró ayer las conferencias cuaresmales del Arciprestazgo en el salón de actos de San Juan el Real con 'Remembranza del viaje del Papa a Perú. Cambiar el corazón'. Al prelado le sorprendió «la cálida acogida» en dicho país a Francisco, en comparación con la «fría y escasa» del Chile del que venía. Sanz Montes describió con cariño las bellezas naturales de Lima, Trujillo y la Amazonía. Allí, «una joven madre, de rasgos indios preciosos», con un niño de 5 años, le entregó una carta para el Papa. «Llevo tres días caminando por la selva con mi hijito a cuestas». «Me quedé como suspendido en el aire. Es el testimonio de los pobres que saben pedir y agradecer», concluyó el obispo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos