El asesino del profesor del Meres tendrá permiso para salir de prisión este puente

El profesor Isaac González. / E. C.
El profesor Isaac González. / E. C.

Es «un escándalo» que lo trasladaran a El Dueso «sin tener en cuenta su historial en Oviedo», advierte el letrado de la familia de la víctima

J. C. A. OVIEDO.

José Luis Fernández Alas, el asesino del profesor del colegio Meres Isaac González, saldrá de prisión con un permiso de cuatro días si el juez de Vigilancia Penitenciaria de Santander, Daniel de Alfonso, no da marcha atrás en el auto que así lo indica. De no hacerlo, mañana dejará por unos días el penal de El Dueso.

El crimen conmocionó a la ciudad hace poco más de quince años, el 1 de noviembre del 2002. Isaac González, un conocido y querido docente, fue asesinado brutalmente con un hacha por su exyerno en el garaje de su casa de Teatinos. Después, el homicida subió al domicilio familiar y retuvo ilegalmente a su exmujer -quien lo había denunciado previamente por malos tratos físicos y psíquicos-, a los dos hijos de ambos y a su suegra.

Fernández cometió un cúmulo de delitos: asesinato, retención ilegal y allanamiento de morada, por los que fue condenado en 2004 a 42 años de prisión por la Sección Segunda de la Audiencia Providencial, sin eximente o atenuante de salud mental como pretendía.

Tras cerca de tres lustros internado en el penal de Villabona, por estas fechas, en 2016, disfrutó de su primer permiso penitenciario, también de cuatro días como el que ahora pretende. La familia de la víctima denunció en ese momento que sus derechos no habían sido tomados en cuenta y un informe psicológico a comienzos de 2017, impidió que volviera a disfrutar de permisos.

En aquel momento, la familia del profesor logró acreditar que el asesino había maniobrado para acabar con la orden de alejamiento que también le fue impuesta. «El interno ha llevado a cabo diversas actuaciones en relación a obtener la extinción de la prohibición de aproximarse a las víctimas. No procede autorizar el permiso propuesto», rezaba el auto del juez que denegó el permiso.

Ahora, un año después, para el abogado de la familia, Alejandro Riera, es un «verdadero escándalo» que a Fernández lo hayan trasladado de centro peniteciario sin informar al Juez de Vigilancia Penitenciaria de Santander de lo acontecido en Oviedo.

Sospecha la familia que el asesino del profesor lleva en El Dueso desde mayo, porque el juez le concedió otro permiso en agosto. Tampoco se lo notificaron. «En menos de dos meses», explica el abogado, «la Junta de Tratamiento y el equipo técnico del penal» lo evaluaron desconociendo el historial de Fernández.

Riera y la familia trabajan a contrarreloj para que el juez suspenda el permiso. La Fiscalía de Cantabria, en un auto de reciente fecha cuando conoció el informe psicológico que revocó el segundo permiso en Oviedo, también recomendaba suspender el de este puente y tener en cuenta los derechos de las víctimas. Vigilancia penitenciaria lo rechazó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos