La asociación de vigilantes privados lleva el contrato de seguridad de San Mateo a la Fiscalía

El colectivo tilda de «estafa» el servicio prestado por Tepol Seguridad, la cual «que tengamos constancia» no ha presentado «los documentos que acrediten la solvencia técnica, profesional y económica de la empresa»

D. L. OVIEDO.

La Asociación de Vigilantes de Seguridad Privada de Asturias (Avispa) anunció ayer que llevará el contrato de seguridad y vigilancia de San Mateo a la Fiscalía Superior de Asturias, a la Delegación del Gobierno y a la Inspección de Trabajo. El colectivo tilda de «estafa» el servicio prestado por Tepol Seguridad, la cual «que tengamos constancia» no ha presentado «los documentos que acrediten la solvencia técnica, profesional y económica de la empresa». Avispa cargó contra el Ayuntamiento y la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) por permitir con su «sospechosa connivencia» que se encargue de la protección una empresa que «mantiene contratos parciales en posible fraude de ley, exceso de horas extraordinarias, ausencia de cursos de formación, incumplimiento de los descansos entre turnos» y que «tiene interpuesta demanda ante la Audiencia Nacional por pagar las horas de trabajo ordinario por debajo del convenio estatal».

Avispa censuró también que el responsable del plan de autoprotección de las fiestas, Miguel Romano, se encargue del mismo «cuando no está autorizado a firmar, solo podría hacerlo un ingeniero o equivalente» y se gastara en él «casi 3.000 euros cuando se podría haber actualizado el del año pasado». Afea también que la empresa de Romano, SPS 2005 Seguridad, fuera la elegida cuando tiene prohibido contratar contra el Ayuntamiento «por falsedad en documento público y fraude a la Seguridad Social», tras una denuncia de 2016 presentada por la propia Avispa.

Fotos

Vídeos