«Asturias tiene un potencial para el gastroturismo enorme»

Los participantes en la mesa redonda de ayer. / PIÑA
Los participantes en la mesa redonda de ayer. / PIÑA

Hosteleros y blogueros coinciden en que el Principado puede atraer visitantes que vengan a comer, pero es necesario más esfuerzo

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Los siete ponentes que participaron ayer en la mesa redonda sobre el turismo gastronómico en Asturias como sector de futuro, que puso fin al primer foro de empleo Foco en el Palacio de Congresos, coincidieron en un punto: «Asturias tiene un potencial gastroturístico enorme, es el territorio que tiene más. No sabemos vender lo nuestro, los Premios (Princesa) no los sabemos explotar»», resumió el bloguero David Castañón.

Los distintos ponentes aportaron visiones complementarias. Para el chef Diego Fernández, «hay que apostar por el talento asturiano, más que por el producto asturiano. David González Cordón, presidente de la patronal Otea en Oviedo, apuntó que la tendencia es que «la hostelería se convierte en experiencia». El bloguero José Ramón Pérez 'Avistu' apostó por «rutas temáticas más allá de la sidra» y la presidenta de la Denominación de Origen Protegida Vino de Cangas, Beatriz Pérez, lamentó que «somos muy asturianos fuera de Asturias, pero aquí no miramos por lo que hace nuestro vecino».

También hubo recados para la Administración regional, cuya ausencia subrayó 'Avistu': «Faltan ideas nuevas, llevamos una década con el paraíso natural». La colaboradora de EL COMERCIO Carmen Ruiz reclamó una mayor «cultura gastronómica de base» porque «el mejor guía turístico son los habitantes». Cordón cargó duramente contra el Ayuntamiento: «Las terrazas en Oviedo son un problema gravísimo. Ha bajado la ocupación, si se hubieran puesto a dialogar habríamos llegado a un acuerdo. Hemos tenido que despedir gente». Castañón criticó al Gobierno autonómico, que «nunca se preocupó por lo asturiano. En los actos ponen vino riojano». Y la maestra cervecera Blanca Fresno pidió que, más que ayuda, «te dejen trabajar» sin trabas burocráticas.

Hubo más debate, entre ellos y con el público, sobre la formación necesaria para la hostelería. Castañón defendió que «hace más el que quiere que el que puede». Cordón también defendió las «actitudes» y «saber hacer un currículum que enamore al empresario». En cambio, Ruiz apostó por el inglés y «saber de redes sociales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos