«En Asturias sobran un 30% de los bares y se deben reducir sus horarios»

'Miguelo' en la plaza de Trascorrales./ALEX PIÑA
'Miguelo' en la plaza de Trascorrales. / ALEX PIÑA
Miguel García 'Miguelo'. Empresario hostelero

«Las cifras de visitantes han mejorado mucho, pero el turismo que viene a Oviedo sigue siendo precavido en el tema económico»

ROSALÍA AGUDÍNOVIEDO.

Cuando Miguel García 'Miguelo' se sienta en una de las mesas de su restaurante El Raitán, a tomar una sidra, no hay ovetense que no le salude. Ahora, este hostelero y actor afronta una nueva etapa profesional tras el cierre de Traslaburra, en Trascorrales.

-¿Cuándo cerró este restaurante?

-El domingo 1 de octubre. Se echó la persiana porque llevábamos unos cuantos meses detrás de la propiedad para que nos renovasen y ampliasen el contrato y tuvimos problemas.

-¿El restaurante está ahora en alquiler?

-La propiedad tiene una oferta para hacer un hotel en el edificio y lo más seguro es que no les interesase la renovación.

-¿Llegó a terminar el contrato?

-No. Me quedaba un año y medio, pero para qué iba a seguir haciendo clientes si dentro de un año lo iba a tener que cerrar. A partir de ahora, me volcaré en El Raitán.

-¿Qué le han dicho los clientes del cierre?

-Un poco de todo. Lo que más me han comentado es que es una pena, que tenía la terraza más bonita de Oviedo y que su jardín era espectacular. Pero en estos casos el sentimentalismo no vale.

-¿Tiene previsto abrir otro restaurante?

-No. Mis socios y yo llevamos treinta años dedicados al ocio y ahora quiero dejar hacer a las nuevas generaciones, aunque lo tienen bastante difícil.

-¿Cuántos negocios regenta ahora?

-Tenemos tres en Oviedo y dos en Gijón.

-Entre estas dos ciudades, ¿con cuál se queda?

-Van a la par. Son muy similares en el tema del ocio y aunque en Gijón hay más población, tiene mucha más diversidad de locales. En Asturias lo que sobra es mucha hostelería.

-¿Cuánta?

-Un 30% . Hay una sobresaturación de restauración, bares, discotecas,... Mucha gente piensa que este sector es un tema fácil y no lo es.

-¿Por qué se tiene esta imagen?

-Puede que sea culpa nuestra porque hemos dado a creer que este es un sector para todos.

-¿Qué opina de los horarios de la hostelería?

-Se debería recortar. No es viable que una cafetería, un restaurante o una sidrería pueda cerrar a las dos y media de la madrugada y que las discotecas bajen la persiana a las ocho, cuando en Ibiza, por ejemplo, se apaga las luces a las siete.

-¿Qué problemas surgen al trabajar hasta las tantas?

-La gente retrasa la hora de la cena y los hosteleros están gastando luz, personal durante los minutos en los que el establecimiento está vacío.

-¿Qué horarios se deberían instaurar?

-Creo que los restaurantes deberían cerrar a la una, los pubs a las cuatro y las discotecas a las seis.

-¿Hay más problemas en la hostelería?

-Dentro de unos años nos encontraremos con que no hay camareros. Es decir, no habrá profesionales cualificados para atender a tanta demanda.

-¿Cómo se podría solucionar esta cuestión?

-Creando más escuelas de formación para camareros, dignificar aún más la profesión y reducir el número de locales.

-¿Cómo ha ido el verano en Trascorrales?

-Bien. Han mejorado mucho las cifras de visitantes, pero sigue siendo un turismo precavido económicamente. Esto puede ser porque hay algunos restaurantes que ofrecen menús del día con fabes con almejas y entrecot de buey, postre y bebida por 9,80 euros. Es decir, están ofreciendo un engaño al público y ninguna asociación ni administración lo denuncia.

-Lleva más de una década luchando contra el botellón, pero este problema sigue estando en la calle...

-Exacto, aunque tengo que decir que este fenómeno se ha reducido a festividades como San Mateo, Carnaval y fin de exámenes.

-¿Qué medidas han servido para acabar con esta práctica?

-El botellón nunca fue un problema económico tal y como decían algunos. Si lo fuese, esta práctica se seguiría haciendo ahora. Pero la mejor medida que se pudo tomar es que las administraciones públicas pusiesen empeño por acabar con él.

-¿Echó de menos que los hosteleros se unificasen para luchar contra la bebida de alcohol en la calle?

-La culpa del botellón fue, en parte, de algún hostelero de El Antiguo. A pesar de ello, llamé a varios colectivos de hosteleros y me dijeron que a ellos no les afectaba porque su público era adulto. Pero al final les acabó dañando.

-Cambiando de tercio, ¿cómo van sus dotes interpretativas?

-Acabo de rodar una versión de 'La casa de Bernarda Alba' en Salobreña (Granada) con Victoria Abril, Assumpta Serna,... Esta película está dirigida por Emilio Ruiz Barrachina y el concejal de Cultura esta manteniendo una serie de conversaciones para que este filme se presente en 2018 en Oviedo en el Teatro Campoamor. Además, tengo un proyecto sobre la mesa para hacer una serie a nivel nacional y con una continuidad, pero aún no puedo adelantar mucho porque no hay nada firmado.

-Ha hecho televisión y cine, ¿piensa hacer teatro?

-En 2018 puede que lo haga.

-Y, cuente, ¿ha pensado en dar el salto y ser director de un proyecto?

-No tengo fuentes creativas suficientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos