«Asturias solo interesó al Islam después de perder en Covadonga»

El ponente, Antonio Vespertino Rodríguez, saluda a José María Pérez antes de la tertulia. / P. LORENZANA
El ponente, Antonio Vespertino Rodríguez, saluda a José María Pérez antes de la tertulia. / P. LORENZANA

La tertulia de L'Alderique aborda con Antonio Vespertino Rodríguez como ponente el origen de los 1.300 años de la historia del Principado

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

«Covadonga es un tema recurrente que necesitamos conocer y defender los asturianos porque es el inicio del reino y de la reconquista posterior». Bajo la premisa anterior, el catedrático de Filología Románica de la Universidad de Oviedo Antonio Vespertino Rodríguez disertó ayer sobre el significado, los antecedentes y el curso de la historia que nació a raíz de la batalla de Covadonga, «el primer punto de fricción entre la herencia hispano-romana e hispano-goda y el Islam».

El título de la charla, 'Asturias, 1.300 años de historia', se puso bajo los tres pretextos de las efemérides que se celebran este año. La rebelión de don Pelayo contra los sureños y los sendos centenarios de la canonización de la virgen de Covadonga y la creación del parque nacional. El profesor Vespertino Rodríguez ilustró a la audiencia con sus conocimientos de lo que supuso para los moradores de estas tierras la aparición del Islam y el «choque secular, hasta nuestros días de nuestra sociedad con la forma de ver el mundo que tiene el Islam».

Una religión totalitaria, puesto que pretende controlar todos los aspectos de la vida del hombre desde el nacimiento hasta la muerte y que para el profesor es «la religión del sometimiento a Dios» en contraposición del judaísmo, «la religión de la esperanza», y el cristianismo, «la religión del amor»

Covadonga significó para este catedrático la 'fons et origo' -fuente y origen- de Asturias, primero, y el imperio español después, e hizo suya la reflexión de Sánchez Albornoz para afirmar que sin «Pelayo y sus muchachos no se hubiera conquistado América». Pero solo acabada la Reconquista se pudo mirar a ultramar. «Cataluña acaba antes su reconquista y se lanza a las islas del mediterráneo, lo mismo Portugal con Enrique el navegante», indicó.

Quedan sombras, no obstante, en el proceso de entrada del Islam en la Península Ibérica. «Sabemos que Julio César conquistó la Galia en dos años, mientras que a los romanos les costó 200 años someter y domeñar casi toda la Península Ibérica, que no toda. Pero sabemos que a partir del 711 a los árabes les cuesta conquistar España dos años», afirmó Vespertino Rodríguez. ¿Qué ocurrió? El malestar con la nobleza goda por parte de la población pudo ser la causa del rápido avance sarraceno hasta llegar hasta «esta Asturias transmontana que no les interesó, y por razones políticas, hasta después de perder Covadonga».

El proceso que se inició con las escaramuzas en la Cordillera, ese primer conflicto armado contra los conquistadores de Al-Andalus, «secular y sangriento», se alargaría después hasta el 1492 y para el ponente, el Reino de Asturias fue el espejo en el que se miraron después «los reinos cristianos del norte que copiaron la estructura que aquí llevaba funcionando ya 100 años. En La Rioja, Navarra y Aragón»

«Si los galos están orgullosos de la batalla de Poitiers en 732 con la que se salvó Europa, con más motivo Covadonga fue la primera parte de esta historia», añadió el ponte. En cuanto al significado del hecho histórico y su transcendencia cultural, Vespertino Rodríguez animó a seguir estudiando Covadonga como lugar de historia, naturaleza y religiosidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos