«Tengo 14 cartuchos dinamita, tiro medio edificio», advirtió el atracador de Uría de Oviedo

La oficina bancaria donde se produjo el suceso. / LORENZANA
La oficina bancaria donde se produjo el suceso. / LORENZANA

Irrumpió en la sucursal de para llevarse «más de 40.000 euros», pero se fue con las manos vacías y se enfrenta ahora a tres años y medio de cárcel

J. C. A. OVIEDO.

El pasado 4 de enero un hombre de 67 años irrumpió en la sucursal de Bankia de la calle Uría. En ese momento no había más clientes en la entidad y con la carta tapada por una bufanda y la cabeza con una gorra, se dirigió al mostrador donde le entregó una nota al cajero.

Más información

Según el escrito de Fiscalía en el que se anuncia el inminente juicio, el manuscrito decía lo siguiente: «En esa bolsa hay 14 cartuchos de dinamita, tengo el detonador en mi mano izquierda, es sólo pulsar y tiro abajo medio edificio, me queda poco de vida y no pienso volver a la cárcel... el mínimo movimiento raro y hago una masacre... no quiero billetes de 500... quiero más de 40.000 euros, si hay que esperar a que abra la caja espero, pero cada minuto que pasa piensa que está en juego la vida de muchas personas, tú mismo...». Al mismo tiempo, le mostraba un objeto metálico que portaba en un bolso.

La bomba era falsa; él mismo había preparado un inofensivo artilugio. Ante la negativa del cajero y sus compañeros que le advirtieron de la apertura retardada de las cajas de seguridad, no se amedrentó y siguió firme en su propósito. Sin embargo, un empleado de la sucursal -que tiene entrada también por la calle Pelayo- pudo escabullirse durante el atraco y alertar a la Policía. En pocos minutos, dos agentes de paisano accedieron a la entidad bancaria y redujeron al procesado para conducirlo a comisaría.

Tras tomarle declaración, el atracador, que no tiene antecedentes penales, pasó una noche en los calabozos y el juez decretó prisión provisional. Los agentes a cargo de la investigación, según pudo saber este diario, sospechan que la desesperación por atajar deudas pendientes le movieron a tan estrafalaria maniobra para conseguir dinero rápido.

Por todo lo anterior, la Fiscalía del Principado de Asturias le solicita 3 años y seis meses de cárcel por un delito de robo con violencia con el agravante de disfraz de los artículos 237, 242.2, 16 y 62 del Código Penal. El juicio rápido se ha decretado para el próximo día 18 de enero en el juzgado de los Penal número 4 de Oviedo a las 12,20 horas.

Ni un céntimo

El frustrado de la calle Uría fue el segundo atraco en unas dependencias bancarias del concejo en menos de un mes. El 20 de diciembre, en San Claudio, un hombre de mediana edad irrumpió en una sucursal pero también la apertura retardada de las cajas truncó su propósito. Aquel atracador, que no iba armado, no se llevó un céntimo del banco y huyó a pie.

No ocurrió lo mismo en Olloniego. La noche del 5 al 6 de noviembre, una banda organizada robó allí 180.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos