La Audiencia envía a prisión a los Sandulache para evitar que reincidan

Tres de los acusados de la trama (a la derecha, los dos hermanos) durante el juicio el mes pasado. /  P. L.
Tres de los acusados de la trama (a la derecha, los dos hermanos) durante el juicio el mes pasado. / P. L.

Deja sin efecto la libertad bajo fianza de diciembre al apreciar «riesgo de fuga», «alteración de pruebas» o que actúen contra las víctimas

D. L. OVIEDO.

Los Sandulache, los hermanos acusados de liderar una de las redes de explotación sexual y prostitución «más activas» en Asturias, ya no están en la calle. Ayer por la mañana, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial estimó el recurso que había presentado la Fiscalía y revocó el auto de libertad bajo fianza de 30.000 euros para C. A. S. y S. S., dictado por el la titular del Juzgado de Instrucción número 3 el pasado 22 de diciembre. Los dos hombres fueron localizados y «trasladados de inmediato» a la cárcel de Asturias, según informaron fuentes judiciales, a la espera del juicio que se celebrará en junio.

La magistrada María Luisa Barrio decretó prisión comunicada en dos autos idénticos y contundentes: estima que concurren en C. A. S. (cabecilla de la trama) y S. S. (su segundo) todas las causas legales posibles para esta medida excepcional: «existencia de riesgo de fuga; evitar la ocultación, alteración o destrucción de pruebas; o evitar que el imputado pueda actuar contra bienes jurídicos de la víctima o cometer otros hechos delictivos concurren en su mayor parte».

La jueza se apoya en el atestado instruido. Recuerda cómo el «testimonio de alguna de estas mujeres», las testigos protegidas (y víctimas), «pone de manifiesto el clima de angustia y terror que las invade» al temer que, si no hacían lo que las Sandulache les decían podían «atentar tanto contra su integridad como la de sus familiares». En sede judicial relataron palizas, violaciones, abortos forzosos, amenazas de muerte y cómo «una noche que solo recaudamos 700 euros nos dijeron que eso no era dinero, nos trajeron agua para que pudiéramos tragarlo y nos obligaron a comérnoslo».

La jueza plasma el «clima de angustia y terror» que vivieron las testigos protegidas

Ve la magistrada que «el riesgo de reiteración delictiva es evidente» ya que, puestos en libertad en 2013 después ser detenidos por trata de blancas, «han continuado con la realización de similar actuación ilícita»: volvieron a montar la red de explotación sexual. Por último, concluye que el riesgo de fuga «aparece muy reforzado dadas las importantes penas que afrontan», además de que los acusados tienen «importantes vínculos con el país de su nacionalidad» (Rumanía) y «una elevada capacidad económica».

La Fiscalía reclama para los Sandulache penas de 128 años de cárcel. Con los otros miembros de la banda, suman una petición de penas de 617 años. Se estima que se lucraron por los delitos de los que se les acusa -once de trata, once de prostitución coactiva, uno de lesiones graves y otro de blanqueo de capitales- con 1.733.600 euros.

Contra el auto de la Audiencia ya no cabe recurso, solo una nueva petición de libertad provisional. «No estoy de acuerdo, pero hay que respetar la decisión de la sala», expresó la defensa de S. S. Recalcó que «la última parte del auto dice que la situación se puede modificar» y que «quedan pruebas pendientes. Las cosas no son tal como se pintan». También aseguró que los hermanos «se presentaron voluntariamente, riesgo de fuga no hay».

El juicio contra los Sandulache, con diez sesiones previstas, iba por la quinta el mes pasado cuando se suspendió por «un error humano» en la composición del tribunal. Tras un primer aplazamiento, las nuevas fechas para reanudarlo son el 11, 13, 14, 18, 19 26, 27 y 28 de junio. De las once víctimas, solo declararon tres; la cuarta, con un hijo recién nacido de uno de los acusados, rechazó declarar en la vista oral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos