La Audiencia exculpa a los gestores de Cubo Express por falsedad documental

El Juzgado de Primera Instancia les había eximido de explotación laboral en la causa abierta tras la muerte de un trabajador senegalés

J. C. A. OVIEDO.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial exculpó ayer al dueño y dos trabajadores de la empresa Cubo Express del delito de falsedad en documento oficial por el que el Juzgado de lo Penal Número 2 de Oviedo les había condenado a seis meses de cárcel el pasado mes de septiembre.

Así, para exonerar a F. J. G. A., A. F. M. y S. O., en el fallo se hace una aplicación estricta de la jurisprudencia en cuanto a qué se considera un documento público y se desestima que se haya perjudicado a los trabajadores. En Primera Instancia, la magistrada María Elena González no encontraba tampoco suficiencia en las pruebas aportadas por la defensa para condenarlos por un delito contra los trabajadores.

Con la muerte de Steven Owusu en 2008, el trabajador senegalés que final y fatalmente resultó ser Mandaw Diagne, arrancó la causa contra la empresa Cubo Express, una de las contratas encargada del reparto de cubos de la basura en la ciudad. Se ponía en duda si empleaba a operarios en situación irregular en España a quienes, además, les proporcionaban identidades falsas para acceder al puesto de trabajo.

Con la primera sentencia, la defensa del empresario ejercida por la abogada Ana Boto encontró espacio para interponer un recurso de alzada ante la Audiencia. En las pruebas practicadas se probó que los ocho trabajadores personados en la causa trabajaban bajo identidades que no eran las suyas y que sus superiores lo sabían, pero entonces no cabía «concluir que las condiciones de los contratos de trabajo suscritos supusieran un perjuicio para sus derechos laborales» y ahora, Cubo Express tampoco incurre en un delito de falsedad en documento público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos