TUA recupera viajeros y gana 246.702 usuarios en 2017

Parte de la plantilla de TUA durante la presentación de los nuevos vehículos, ayer en la Losa.
Parte de la plantilla de TUA durante la presentación de los nuevos vehículos, ayer en la Losa. / A. PIÑA

El Ayuntamiento renueva siete autobuses articulados y probará el primer híbrido de España a partir de junio

G. D. -R. OVIEDO.

El alcalde de Oviedo, Wenceslao López, y la concejala de Infraestructuras y Servicios Básicos, Ana Rivas, presentaron ayer los siete nuevos autobuses articulados que se incorporarán de manera inminente al servicio de las líneas C (Lugones-Facultades) y H (Catedrático Serrano-Parque Principado) en relevo de otros tantos coches más antiguos y contaminantes. López destacó que la edad media de la flota es de 3,3 años y que la adquisición de estos nuevos autobuses ha supuesto una inversión de más de 2,5 millones de euros. Más nuevo y de momento gratis, será el que probará el servicio a partir de junio: «El primer híbrido que circulará en España», detalló el gerente de la concesionaria, Benigno Runza, convencido de que la propulsión eléctrica no «está aún madura» para el servicio.

Un servicio que cuenta 35 autobuses articulados, 27 buses estándar y 4 microbuses, y que el año pasado ganó 246.702 usuarios, un 2,17% más, hasta los 11.589.591 pasajeros, pero aún muy lejos del dato de 2007, cuando el servicio movió casi 16 millones de viajeros tras la inauguración de nuevas líneas.

Tres de los nuevos autobuses de TUA.
Tres de los nuevos autobuses de TUA. / Álex Piña

El alcalde confió en «las medidas que tomaremos en los próximos meses» para seguir impulsando el servicio. López habló de la nueva reforma de la red de transporte para «adecuar las líneas, paradas y rutas a la demanda ciudadana, una reforma integral de las líneas que ha sido consensuada con casi medio centenar de asociaciones de vecinos y los trabajadores de TUA y que pretende acomodar mejor los trayectos a las necesidades reales de los vecinos» y que «está a punto de implantarse». También, de «los bonos sociales de parados de larga duración y la gratuidad de viajes para los menores de 12 años lo que permitirá el incremento del uso público del transporte».

Proyectos todos aún sin fecha concreta. La reforma de las líneas y la puesta en marcha de un nuevo servicio de baja intensidad para Villaperi o Naves se harán a la vez, «estamos ultimando los mapas», expuso Ana Rivas. Más difícil serán los nuevos títulos de transporte para desempleados y niños que deberán ser recogidos en el nuevo convenio que el Ayuntamiento negocia con el Consorcio de Transportes de Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos