El Ayuntamiento de Oviedo ajardinará con césped artificial el puente de La Florida

El proyecto original preveía un estanque. / E. C.
El proyecto original preveía un estanque. / E. C.

Infraestructuras colocará una barrera de protección para evitar que algún coche pueda caer desde la glorieta sobre Fuente de la Plata

G. D. -R. OVIEDO.

Abrir el puente de La Florida fue una pesadilla. El entonces alcalde, Agustín Iglesias Caunedo, se pilló varias veces los dedos con las fechas adelantadas para la puesta en servicio del paso, un diseño de Juan José Arenas -uno de los más reputados ingenieros de estructuras de este país- para una obra singular que es casi una romana en la que la glorieta y el tablero se equilibran con contrapesos y cables. Después le tocó pillarse los dedos a la concejala de Infraestructuras, Ana Rivas. Hubo fallos con el aglomerado, cambios en el proyecto..., hasta que el 20 de mayo del año pasado, los primeros coches pudieron 'volar' sobre las vías del tren y La Argañosa.

Pero quedaron cosas. Entre otras, el riesgo real de que un coche caiga a Fuente de la Plata desde el agujero central de la glorieta. Durante el modificado para construir un pequeño aparcamiento bajo el tablero del puente se eliminaron otras unidades de obra. Entre ellas, el estanque que debía llenar la otra mitad de la rotonda. La Concejalía de Infraestructuras ha decidido solucionar ya los dos problemas mediante la creación de una zona ajardinada y la colocación de un petril metálico que minimice el riesgo de que un vehículo se precipite desde lo alto del puente.

Tras varias pruebas, la concejalía ha decidido colocar césped artificial donde estuvo prevista una lámina de agua. Lo hará con el doble objetivo de mejorar la estética del puente y de evitar la acumulación de agua en el vaso del estanque que obligaba a vaciar de forma periódico y con bombas de achique el interior de la rotonda. La apuesta por el césped sintético, además, reducirá los costes de mantenimiento frente a otras opciones barajadas con anterioridad.

Barrera metálica

El proyecto, denominado de actuaciones de mejora en el puente que de La Florida a Martínez Cachero, detalla que en la actualidad hay dos bloques de hormigón protegiendo el islote central, pero que para garantizar una mayor seguridad a los vehículos que entran y circulan por la rotonda volada se plantea la implantación de un pretil metálico alrededor del islote central, impidiendo que en caso de colisión el vehículo caiga dentro del mismo. La barrera metálica se colocará a una distancia de seguridad adecuada del murete que rodea el islote central.

Las obras saldrán a contratación por un importe máximo de casi 60.000 euros y aún se demorarán unas semanas. Poco, comparado con los veinte meses de retrasos que acumularon los trabajos de construcción del puente.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos