El Ayuntamiento de Oviedo aprueba las bases para cubrir diez nuevas plazas de bombero

G. D. -R. OVIEDO.

La junta de gobierno ha dado luz verde a las bases para la provisión de 10 nuevas plazas de bombero, siete de agente técnico de extinción de incendios y salvamento y tres de 'bombero-conductor'. Las plazas fueron incluidas en la oferta pública de empleo del año pasado para cubrir las vacantes 'tapadas' con funcionarios interinos ante la precariedad de la plantilla del servicio.

Finalmente, a propuesta de la jefa del servicio, Carmen del Prado, se desestima la inclusión de una prueba sobre control de la claustrofobia, como proponía una alegación.

Las plazas supondrán un alivio, cuando se cubran, para una plantilla envejecida y menguante. En total, la plantilla de Bomberos se compone de 86 funcionarios entre todas las escalas, pero la realidad es que 26 plazas, más del 30% del plantel, están vacantes.

La nueva jefa del servicio, Carmen del Prado, propuso incrementar el número de efectivos hasta un ratio similar al de otras capitales de provincia o, aún más allá, a la recomendaciones de la UE. Frente a ciudades como Bilbao, con un bombero por cada 1.800 habitantes del 'centro de Bilbao', Oviedo tiene uno por cada 3.200 carbayones. La UE recomienda que esa ratio se aproxime a uno por cada millar.

También reclamó más perfiles técnicos en un servicio donde ella, arquitecta, es la única capacitada para informar sobre seguridad en edificios, por ejemplo. Para el servicio operativo se fijó como objetivo alcanzar los 110 agentes, admitiendo como «inalcanzable en la situación actual, los 220 que correspondería tener según la UE. Tendrá que esperar. Este año se han jubilado cinco bomberos y solo está previsto convocar esas cinco plazas. Eso sí, con nuevos perfiles: una será para un arquitecto que descargue de tareas a una jefa del servicio agobiada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos