El Ayuntamiento busca alternativas a la escasez de agua en Los Alfilorios

La entrada del canal del Aramo en la ETAP de Cabornio.
La entrada del canal del Aramo en la ETAP de Cabornio. / M. ROJAS

Baraja reducir aún más los programas de baldeo y de riego y estudia cómo abastecer los depósitos rurales sin mermar los recursos hídricos

G. D. -R. OVIEDO.

El Ayuntamiento estudia nuevas medidas de ahorro de agua ante la caída del nivel del embalse de Los Alfilorios por debajo del 30%, que ha obligado a comenzar a bombear sus reservas ante la imposibilidad de emplear la compuertas ya que el nivel embalsado ha quedado por debajo. Entre otras opciones, se baraja comenzar a abastecer a depósitos de la zona rural con agua procedente del sistema del Alto Nalón (Tanes-Rioseco) comprada a Cadasa.

El abastecimiento de agua a Oviedo no es sencillo. Desde los depósitos de El Cristo - 'Los Quintos' a la espera de que los nuevos tanques entren en servicio- se surte también a decenas de pequeños y medianos reservorios de la zona rural. Y 'Los Quintos', por ser ese su ordinal en la serie histórica de depósitos de la ciudad, viven de los recursos propios del Ayuntamiento: del canal del Aramo, Los Alfilorios o el bombeo de Palomar. Con el caudal del canal bajo mínimos y el embalse al 27%, surtir de agua a los depósitos locales de Trubia (3.000 metros cúbicos), Picayón (5.000), Naranco (otros 5.000), Ules (475), San Esteban de las Cruces (1.200 ) e indirectamente, a través del depósito de Venta del Aire, a otros del valle del Nalón como Olloniego, Manzaneda, Veguín o Tudela cada vez es más difícil.

La ciudad, gracias a la conexión con Cadasa del depósito de Cuyences con los embalses del Alto Nalón por encima del 85% de su capacidad, no debería de sufrir restricciones, pero el agua de Cadasa no se puede llevar a 'Los Quintos': el reservorio del consorcio de aguas está a una cota inferior. O lo que es lo mismo, no se puede usar ese recurso para gran parte de la zona rural del concejo. De ahí que la concejalía de Aguas estudie como alternativa surtir con agua de Cadasa pero a través de cubas algunos de los depósitos de la zona rural.

No es la única medida. La concejal del ramo, Ana Rivas, anunció hace quince días programas de ahorro en los servicios de baldeo de calles y riego de las zonas verdes. Estas medidas se ampliarán en los próximos días ante la alarmante bajada del nivel de Los Alfilorios.

Sin nieve no hay agua

El pantano que abastece a Oviedo almacena ahora menos de la mitad de agua que la media de los diez últimos años. Un invierno sin nieves, como el pasado, tiene la culpa de que el estiaje haya llegado a Los Alfilorios con cuatro meses de antelación -históricamente los niveles más bajos corresponde a diciembre y enero- respecto a lo habitual. El problema es que ya el año pasado hubo problemas antes de lo habitual y escasez de reservas en otoño. Igual el primo de Mariano Rajoy no tenían razón con aquello del cambio climático.

Fotos

Vídeos