El Ayuntamiento de Oviedo colocará paneles con la cuenta atrás de los semáforos foto-rojo

El foto-rojo de la plaza de Castilla, por donde pasan a diario unos treinta mil vehículos. / PIÑA
El foto-rojo de la plaza de Castilla, por donde pasan a diario unos treinta mil vehículos. / PIÑA

Una sentencia del Supremo amenaza un sistema que impone, solo en Oviedo, 11.500 multas de 200 euros cada año

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

Lo que dice el Tribunal Supremo va a misa. Una reciente sentencia de su sala de lo Contencioso ha puesto en un brete a un sistema de control del tráfico empleado por miles de ayuntamientos y que en Oviedo sanciona a una media de 11.500 conductores al año por infracción grave (200 euros y cuatro puntos) entre la plaza de Castilla y la Cruz Roja. Los semáforos con sistema 'foto-rojo', según el Supremo, deben «estar sujetos a control metrológico». Para justificar su argumento, el Supremo señala que la cámara que se dispara cuando el conductor se salta un semáforo hace «una medición lumínica».

El concejal de Seguridad, Ricardo Fernández, informó ayer de la sentencia durante su comparecencia para presentar los presupuestos de su área y recordó que, «hasta ahora, los tribunales decían lo contrario, que eran una cámara de fotos». El edil se mostró prudente - «hay que ver en qué queda»-, aunque reconoció la incertidumbre que genera el fallo y anunció algunas medidas. Entre ellas la instalación de paneles informativos especiales «en las que son las dos principales entradas a la ciudad, con circulaciones diarias entre 30.000 y 35.000 vehículos» en las que, además de las incidencias del tráfico, «habrá un aviso de cuánto queda para el cambio de ciclo, para evitar que los conductores entren en la glorieta de forma apurada».

De hecho, su departamento invertirá este año un millón de euros en mejoras en la seguridad vial, incluyendo 300.000 euros «para anticiparnos» a la reordenación de las rondas interiores que proyecta el equipo de gobierno, con la instalación de paneles, fibra óptica y sistemas de medición del tráfico en tiempo real.

Seguridad Ciudadana, con un presupuesto de 25,6 millones, convocará este año, «al menos, 20 plazas, 10 de policía y 10 de bomberos», continuará con el proceso de renovación de vehículos con la adquisición de seis nuevos coches eléctricos y dos furgones para atestados para la Policía Local y comprará una autoescala para servicios a mayor altura» con un coste de 1.140.000 euros.

Bienestar social

También presentó ayer el presupuesto de su departamento la concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga, que detalló que los 14,6 millones de gasto previsto suponen «un incremento de algo más de dos millones», centrado en las ayudas de emergencia, dotadas con un millón de euros más que en 2017, y por el servicio de Ayuda a Domicilio que se llevará 4,2 millones frente a los 3,3 del año pasado. Ponga aseguró que pese a los mensajes sobre el fin de la crisis y al margen de la bolsa de personas en exclusión, más o menos crónica, está creciendo «la pobreza» y «si no les ayudamos a tiempo van a pasar a formar parte de la de exclusión» y defendió que «desde los ayuntamientos debemos de seguir asumiendo las consecuencias de una crisis social sin precedentes provocada por políticas neoliberales que han expulsado a mucha gente de una vida digna».

Ponga anunció, además, el traslado a un local de alquiler (54.000 euros al año) de la UTS de la zona centro, hoy en el centro social de Campomanes. Una mudanza que supondrá el primer paso, dijo, para una modernización en la atención de los Servicios Sociales, «queremos llegar a más personas».

Tres millones más

La Fundación Municipal de Cultura recibirá este año tres millones de euros más que el pasado, hasta un total de 13,9, detalló su presidente y concejal del ramo, Roberto Sánchez Ramos. Principalmente, para ocuparse de la organización de los festejos que hasta ahora llevaba la SOF, por 1,87 millones. Pero también queda dinero para aumentar la dotación del ciclo de conciertos, la programación teatral o la producción de una nueva zarzuela, encargada a Maxi Rodríguez. La oferta teatral tendrá un coste de 240.000 euros, el ciclo de danza, 210.00; mientras que las exposiciones llevarán un gasto de 120.000 euros, además de aumentos para consolidar otras muchas actividades. Y alguna nueva, como un homenaje, en su centenario, «al Casino Obrero de Trubia, que recuperará» el adjetivo perdido en el franquismo y al que el edil invitó a sumarse a las empresas de la localidad.

La hermana pobre, la Concejalía de Participación, con menos de un millón de euros de presupuesto, presumió «de los hechos», dijo su responsable, Ana Taboada, «por primera vez, la ciudadanía decide qué es lo que va a pasar en la ciudad». Las cuentas incluyen todas las obras de los presupuestos participativos del año pasado y 1,5 millones para los distritos. Taboada recalcó el crecimiento de las subvenciones a las asociaciones en un 166% respecto a 2015, porque «queremos un tejido social fuerte».

Críticas del PP

El PP volvió a criticar ayer el proyecto de presupuestos como «propaganda de un régimen que sólo se sustenta en la demagogia, en las falsedades y en la manipulación de la realidad». «La cultura vuelve, otra vez, a ser la cenicienta en el proyecto de presupuesto para 2018», señalaron. En falta echaron «los premios líricos o una importante actuación para el verano ovetense», las artes plásticas y que «las grandes actividades por las que Oviedo es reconocida a nivel nacional: festival de zarzuela, festival de danza, conciertos,... no experimentan ninguna inversión llamativa para seguir creciendo».

En el área de Atención a las Personas, el PP sostuvo que «el tripartito sigue una línea absolutamente continuista con las políticas sociales que había puesto en marcha el Partido Popular», incluso «incrementa el valor de las partidas al mismo ritmo que lo vinieron haciendo los gobiernos del PP» y ni siquiera han desarrollado algunas de sus promesas electorales «como por ejemplo el catering para personas mayores, la carta de servicios sociales o las ayudas al alquiler», que se repiten en el proyecto, tras no haberse puesto en marcha durante el año pasado.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos