El Ayuntamiento de Oviedo continuará la recuperación del Naranco con otro plan de empleo en 2018

Dos empleados trabajando en la finca de El Pevidal. / PIÑA
Dos empleados trabajando en la finca de El Pevidal. / PIÑA

Los 121 trabajadores actuales solo han podido limpiar cien kilómetros de sendas en siete meses porque «estaban en mal estado o abandonadas»

D. LUMBRERAS OVIEDO.

Los 121 trabajadores del actual plan de empleo municipal que desde el pasado mayo (y hasta el próximo abril) se encargan de la recuperación de las sendas rurales del concejo y en la reforestación del monte Naranco avanzan a un ritmo más lento del esperado. Por el momento, solo han recuperado cien de los 397 kilómetros previstos de caminos y despejado 7,5 hectáreas de las 22,66 que tiene la finca de monte Porciles, sin que hayan entrado aún en El Pevidal. Hay una razón: «Nos encontramos caminos en muy mal estado, algunos abandonados desde hace cuarenta años, y nos vemos con dificultades para localizarlos. Están en un prado, cerrados o con maleza», explicó el ingeniero jefe, César García.

En el caso de El Pevidal, finca de 7,03 hectáreas en lo alto del Naranco, a lo tupido de su vegetación, que impide desbrozar a mano, se unen problemas administrativos, explicó ayer la vicealcaldesa, Ana Taboada, en una visita a Porciles acompañada del concejal de Empleo, Rubén Rosón: «Estamos actuando en la finca municipal, pero hay una autonómica que sigue en el olvido». Con todo, se han recibido «montones de llamadas de agradecimiento por abrir sendas».

Taboada anunció también que en abril de 2018 se convocará un nuevo plan de empleo con otro año de duración y dos proyectos. Por un lado, 27 trabajadores plantarán tres mil árboles en la ladera norte del Naranco, a fin de rehabilitar el paisaje de las dolinas. Por otro lado, 80 trabajadores desarrollarán el plan de turismo verde construyendo pistas de 'running', observatorios de aves y cerrando perimetralmente el bosque de La Zoreda.

Los actuales trabajadores aún tiene seis meses por delante. Ayer, en Porciles, Óscar Aparicio, el capataz, se mostró optimista: «Hay más arboles de lo que parecía y no va a hacer falta repoblar». Tras la limpieza de maleza, «los árboles lo agradecen, van a crecer. Este año es el difícil, porque el monte está así desde hace treinta años». «Presta mucho», comentó Juan Mosqueira sobre su experiencia laboral. El plan da una oportunidad a los desempleados mayores de 45 durante un año: «Ojalá que no se acabe; si no sigue la manutención, volverá a lo mismo» el Naranco, puntualizó antes de volver a desbrozar.

El objetivo final es repoblar El Pevidal con 1,6 hectáreas con especies autóctonas, tras un desbroce mecanizado. Las actuaciones se enmarcan dentro de ese plan de turismo verde de Oviedo, que quiere recuperar el Naranco con una cafetería en la cima, los búnkeres de la guerra civil o transporte hasta el Cristo.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos