El Ayuntamiento distribuirá 500 detectores de humos entre vecinos

Los niños disfrutaron con la manguera. / M. ROJAS

Oviedo participa por segundo año en la Semana de Prevención de Incendios con demostraciones en los colegios

G. D. -R. OVIEDO.

Al final de la rueda de prensa, el personal de Bomberos repartió unas bolsas. «No, yo ya tengo», rechazó el concejal de Seguridad, Ricardo Fernández. Lo que ya tiene y deberían tener más ovetenses es un detector de humos, «un aparato que cuesta, perfectamente homologado por la UE, 15 o 20 euros y que puede salvarnos la vida», explicó Gabriel Muñoz, director gerente de la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos, una entidad que agrupa al 80% de los mandos de extinción de incendios y que organiza, con el apoyo de la Fundación Mapfre, anualmente la Semana de Prevención de Incendios, a la que Oviedo se suma por segundo año consecutivo.

Este año, gracias a la participación de la empresa irlandesa Eye Electronics, se distribuirán entre las ciudades participantes siete mil detectores de humo, de los cuales quinientos se distribuirán, salvo los regalados ayer en la rueda de prensa, entre familias sin recursos, personas mayores que vivan solas o establecimientos que lo puedan precisar, explicó Muñoz.

Es la principal novedad de la Semana de Prevención de Incendios, junto con la que la Fundación Mapfre ha ampliado «la 'casa del fuego', con un nuevo diseño para enseñar nociones de evacuación», explicó por la entidad dependiente del grupo asegurador Pablo Santos, que detalló la importancia de la prevención y la formación para evitar muertes como las 107 que se han producido entre enero y septiembre por el fuego.

Muñoz y el propio concejal socialista insistieron en la importancia de crear una «educación para la prevención», «al igual que hacen las campañas de Tráfico» con las imprudencias al volante. De ahí que las jornadas hagan hincapié en los niños, con el objetivo de que «igual que subes al coche y te dicen 'papá, el cinturón'; vuelvan del colegio y digan 'papá, el extintor o el detector'», ejemplificó Muñoz.

El programa incluye talleres en colegios, conferencias, simulacros y el jueves, de 11 a 14 horas, una jornada de puertas abiertas en el Parque de Bomberos, en el Cuartel de Rubín. Ayer visitó el colegio Germán Fernández Ramos y hoy le tocará al Parque Infantil. El viernes, los Bomberos visitarán el San Ignacio. Lo harán con una actividad divulgativa en la que participa un camión del servicio y una carpa con voluntarios del de Protección Civil.

El viernes, al mediodía, se hará un simulacro de emergencia y evacuación en el IES Pérez de Ayala.

Fotos

Vídeos