Oviedo estudia digitalizar las multas

Un agente de la Policía Local controlando el tráfico en la ciudad. / ALEX PIÑA
Un agente de la Policía Local controlando el tráfico en la ciudad. / ALEX PIÑA

El objetivo es prevenir el archivo irregular de atestados o su pérdida y evitar acumulaciones de papel | Los funcionarios ya han revisado 120.000 expedientes relacionados con el exjefe de la Policía Local

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Horas antes de que el exjefe de la Policía Local Agustín de Luis entrase en prisión, tiró de ironía: «Mira que he quitado multas y atestados y para que uno que hago reglamentariamente, hasta se lo expliqué al fiscal durante el juicio, acabo en la cárcel». Lo que en un principio parecía una simple anécdota acabó con una investigación por parte del Ayuntamiento. En una junta de gobierno de finales de julio del año pasado, inició un procedimiento administrativo para analizar si pudo haber trato de favor en la instrucción de dos atestados por alcoholemias relacionados con el hijo de un comisario de la Policía Nacional y la hija de un funcionario de Bomberos durante la etapa de Agustín de Luis. La indagación sigue en marcha, pero el Ayuntamiento ya está estudiando las primeras medidas para evitar que esta situación se repita en el futuro.

Según informaron fuentes cercanas al Consistorio, el equipo de gobierno está valorando la retirada del boletín de denuncias en papel y optar por el formato digital. De esta forma se evitarían «las suspicacias» como las de la etapa del excomisario y se eliminaría la posibilidad de realizar modificaciones sin justificación, aunque «nosotros no ponemos en duda la labor de los agentes», indicaron las mismas fuentes que añadieron que este cambio «también supondría mayor comodidad y evitaríamos que se acumulase papel», añadieron.

Mientras tanto, la investigación continúa su curso. A lo largo de este año de indagaciones, los funcionarios municipales han revisado 120.000 expedientes pertenecientes a dos anualidades diferentes (60.000 por año). Por el momento, los técnicos municipales no han encontrado ninguna irregularidad, ya que en muchos casos las alegaciones presentadas fueron «estimadas».

Esta investigación no cuenta con el apoyo del delegado del gobierno, Gabino de Lorenzo. El exalcalde, hace un año, se preguntó si es «de sentido común ponerse a revisar estos expedientes para ver si se quitó alguna multa». «Debe de ser que el Ayuntamiento tiene poco que hacer, porque si no, no lo dedicarían a eso», aseguró para a renglón seguido decir que el Ayuntamiento «es dueño de revisar lo que crea conveniente».

Dos años y siete meses

Agustín de Luis, por su parte, permanece en prisión después de que le condenasen a dos años y siete meses de cárcel por el archivo irregular de una atestado policial sobre un atropello con resultado positivo de alcoholemia en el barrio de El Cristo el 13 de enero de 2012. El verano pasado ingresó en el Centro Penitenciario de Asturias tras cuatro días en busca y captura y nueve días desde que la Audiencia ordenase su ingreso inmediato en prisión.

El día que se entregó de forma voluntaria a los agentes de la Guardia Civil que custodiaban su casa será recordado por muchos. Algunos de los ciudadanos que se congregaron a la puerta de su casa de Salinas para verle le gritaron «torero» y De Luis no dudó ni un segundo en utilizar la americana como capote.

Una semana después fue trasladado a la cárcel de Monterroso, en Lugo. La decisión la tomó Instituciones Penitenciarias por motivos de seguridad y a propuesta de la junta de tratamiento con la aprobación de los servicios centrales de la Dirección General. En noviembre, Instituciones Penitenciarias decretó su segundo grado y ahora el exjefe de la Policía Local está a la espera de que le concedan el tercer grado. En un principio esta calificación llegaría en octubre, después se retrasó a enero y en la actualidad se desconoce cuándo quedará en semilibertad.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos