El Ayuntamiento iniciará el cierre del bosque de La Zoreda el mes que viene

Vista panorámica del bosque de La Zoreda. / PIÑA
Vista panorámica del bosque de La Zoreda. / PIÑA

Trabajadores del plan de empleo convertirán la zona verde en espacio multiaventura y construirán pistas de 'running' y miradores

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Con cierta ironía, los vecinos de La Manjoya se refieren a la Zoreda como 'el bosque encantado' por las prácticas que allí se realizaban, de lo que dejan muestra numerosos profilácticos esparcidos por el suelo. En reiteradas ocasiones, los vecinos han reclamado atención para esta zona verde,. Y por fin, por obra y gracia de los planes de empleo, han tenido respuesta: a partir de mayo, el Ayuntamiento cerrará el bosque, según fuentes del área de Turismo.

Con un contrato de un año, participarán en estas labores 4 cuadrillas de 5 peones y dos oficiales cada una, un arquitecto técnico, un administrativo, un arqueólogo, un biólogo -para preservar el ecosistema- y dos capataces. Total, 34 personas.

El proyecto de la actuación reconoce que esta finca municipal «se encuentra en estado de semiabandono». Previa limpieza de la basura de la zona y desbroce de hierbas y arbustos que no sean de interés, ochenta operarios erigirán una valla de malla electrosoldada de 2 metros de altura, que cerrará una superficie de más de 23 hectáreas.

Para acceder, habrá dos entradas (al oeste y al sur) de cuatro metros para que pasen los vehículos. La actuación incluiría también la apertura de senderos de paseo por el bosque y se desarrollaría de mayo de este año a marzo de 2019, la vigencia del plan de empleo.

El segundo paso, ya en 2019 y con otro plan de empleo diferente, sería la construcción en el bosque cerrado de un parque multiaventura. De acuerdo con el anteproyecto técnico, se ejecutaría en dos meses con un presupuesto de 298.000 euros. Consiste en emplear diez hectáreas para un sistema de juegos «que se mimeticen con el entorno», como tirolinas de varias decenas de metros. Además, se construiría un edificio de 50 metros cuadrados para oficinas, vestuarios y aseos. Queda aparcada, de momento, otra actuación en las cercanías, la recuperación de la estación de La Manjoya y de su charca, ya en la zona de Llamaoscura.

Pistas y miradores

Junto con la actuación en La Zoreda, y en sintonía con la idea de un anillo verde en torno a Oviedo, los trabajadores del plan de empleo construirán cuatro pistas de 'running'. Para mayor comodidad de los usuarios, se construirán con una base de madera y zahorra (piedra menuda) para proteger a los usuarios. Tendrán un metro de ancho, circuito cerrado y, además, serán resistentes frente a las inclemencias del tiempo.

La más larga de las cuatro, de 2,2 kilómetros, se situará en el parque Purificación Tomás. A continuación con poco más de un kilómetro, se construirá otra en el parque de Prado de la Vega. Después, en el parque de Villafría y en la parte más alejada de las piscinas del Parque del Oeste se situarán la tercera en la cuarta, con poco más y poco menos de medio kilómetro cada una. Inicialmente estaba prevista una quinta pista en Santullano, igual que la del parque del Oeste, pero con el proyecto del bulevar desaparece.

El plan incluye también miradores para aprovechar las panorámicas más espectaculares del concejo, a los que se dotará de «zonas de estar» con «unas mesas o bancos de madera y una valla protectora». Dos de los miradores serán nuevos: uno en la pista finlandesa, en un sobreancho del camino junto a la caseta de descanso, y otro en el parque Purificación Tomás, cerca de los depósitos de agua, en una parte que, como la pista de 'running', tendrá que salvar los desniveles con muretes. Pero también se recuperarán miradores ya existentes. Es el caso del de los Meandros del Nora, en Priañes, que precisa «un desbroce arbustivo importante», y el de La Barquera, con vistas al Nalón y al valle del Trubia, con una maleza y deterioro tales que «parece más una chabola que un mirador». Por último, el plan de empleo creará observatorios para aves, unas casetas de madera elevadas sobre una plataforma que permita, con portalones y mirillas, controlar todos los alrededores. Se ubicarán en tres zonas: la senda fluvial de Fuso a Trubia, la senda fluvial de Olloniego a Vegalencia y Peña Arnea, en Manzaneda.

Rosón enmarca todas las actuaciones en el llamado plan de Economía Natural, que tiene como objetivo dinamizar la zona rural y que «se fije actividad turística allí». Calcula que, mediante los planes de empleo, en los tres años de ejecución del mismo (2017, 2018 y 2019) se generarán «más de 300 empleos». Además, al apostar por la «inserción laboral de mayores de 45 años» y no licitar estas actuaciones, se consigue un «ahorro brutal» para las arcas públicas. Estima que este último año se usaron «más de un millón de euros» en salarios y «menos de 250.000» en material.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos