El Ayuntamiento mantendrá el IBI diferenciado en 2018 con un tipo del 1,1%

Rubén Rosón, concejal de Economía.
Rubén Rosón, concejal de Economía.

Eleva el mínimo exento para garajes a dos millones de euros y baja el tipo general del 0,65 al 0,62 para compensar la subida catastral

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

El equipo de gobierno cerró ayer las ordenanzas fiscales para el próximo año. Somos, PSOE e IU mantendrán el tipo de IBI diferenciado para grandes valores catastrales -implantado por primera vez este año, pero en el aire al olvidar el Ayuntamiento publicar el anuncio de información pública- en el 1,1%. En cambio, tras la polémica de este año, donde dos comunidades de vecinos que tenían sus cocheras sin dividir y se vieron afectadas por el recargo en el gravamen, elevará el mínimo exente dentro de este capítulo de uno a dos millones de euros, según explicó ayer el concejal de Economía, Rubén Rosón.

El tipo general del impuesto bajará de nuevo el próximo año «para bloquear» el efecto de la aplicación de un nuevo tramo de la revisión de la ponencia de valores catastrales, expuso el edil. El tipo que pagan las viviendas urbanas bajará del 0,65% al 0,626. La rebaja, del 3,6%, podría no bastar para compensar el efecto. Por término medio, al revisión catastral de 2013 elevó un 50% el valor de los inmuebles de la ciudad. Su aplicación en diez tramos anuales, supone una subida media del valor sobre el que se calcula el impuesto del 5%.

El concejal confirmó que el Ayuntamiento hará un esfuerzo en los precios públicos «para hacerlos accesibles a todos, para que más gente pueda disfrutar del servicio de ayuda a domicilio, más gente puede tener teleasistencia, más gente pueda llevar sus niños a las escuelas infantiles y más gente pueda usar las piscinas o las instalaciones recreativas». Según el edil, la rebaja en las ordenanzas que gravan estos servicios alcanzará de media el 20%, aunque será progresiva y beneficiará más a las rentas más bajas, con «copagos menores» para aquellas personas con menos recursos.

Del acuerdo de los tres socios de gobierno saldrá también una nueva tasa por abandono de animales y su atención en el Albergue municipal. Lo hace con el objetivo «de desincentivar» esta práctica. Cuando se produzca un abandono, «se buscará a los propietarios» y se les hará pagar todos los gastos del traslado del animal a las instalaciones y de sus gastos de manutención y atención veterinaria en la Perrera.

También habrá una rebaja en la tasa por instalación y mantenimiento de señales en la vía pública, creada por el anterior equipo de gobierno para acabar con el absurdo de que el Ayuntamiento pagase a la contrata la colocación y mantenimiento de los indicadores de negocios privados: hoteles, clínicas o centros comerciales. «Habrá una rebaja del 25%», confirmó Rosón, «tal como nos habían pedido hoteles o el núcleo zoológico».

La semana que viene, el documento completo, que por primera vez se sometió a un trámite de aportaciones de la ciudadanía, será aprobado en junta de gobierno para dar plazo a las alegaciones de los grupos municipales. Si todo sale bien, la aprobación inicial del proyecto llegará en el Pleno de octubre y las ordenanzas fiscales estarán listas para entrar en vigor el 1 de enero. Siempre que a un funcionario no se le olvide publicar el anuncio.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos