El Ayuntamiento de Oviedo mejorará los problemas de seguridad y de tráfico de los polígonos

Wenceslao López, Ana Taboada y Roberto Sánchez Ramos junto a los representantes de la Federación Polígonos Industriales de Asturias.
Wenceslao López, Ana Taboada y Roberto Sánchez Ramos junto a los representantes de la Federación Polígonos Industriales de Asturias. / ALEX PIÑA

Constituye una mesa de debate para abordar las dificultades y «fortalecer la competitividad» de las cuatro áreas industriales que hay en Oviedo

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Cuatro son los polígonos industriales que hay en Oviedo: Espíritu Santo, Olloniego, San Claudio y Ferreros. Cada uno de ellos se ha convertido en una pequeña ciudad por la que cada día pasan miles de personas. Esta situación hace que sus necesidades sean parecidas a las que hay en los barrios y por esta razón, el Ayuntamiento junto a la Federación Polígonos Industriales Asturias (APIA) firmaron ayer en el salón de plenos un acuerdo de colaboración para constituir una mesa de debate, donde se abordarán los problemas que existen en estas áreas industriales. «Esta iniciativa ha surgido de la mano de APIA y servirá para dar solución a las dificultades que tienen y de esta forma se fortalecerá la competitividad y la creación de empleo», señaló el alcalde, Wenceslao López.

En concreto, los inconvenientes con los que tienen que lidiar cada día los empresarios se resumen en dos temáticas: seguridad y accesibilidad. «En el polígono de Ferreros, situado en Ciudad Naranco, existe un problema de tráfico. Este polígono ya se ha integrado en la ciudad, pero por el barrio circulan cada día miles de coches. En el del Espíritu Santo nos encontramos accesos muy transitados, debido a que por ellos circulan cada día los vehículos que se dirigen a Intu Asturias, y en el de Olloniego, muchas naves están vacías», destacó durante este acto institucional la directora de esta federación, Marisa Negrete.

De igual forma, Negrete y López explicaron que cada uno de estos asuntos serán tratados en una mesa de participación, en la que se pondrán encima de la mesa las situaciones de conflicto y el Ayuntamiento aportará sus soluciones. «En un principio este órgano servirá para debatir estas situaciones y si después si se hace alguna modificación, debe de ser discutida en el Pleno», añadió Negrete.

Digitalización de las multas

En otro orden de cosas, el alcalde también se refirió a la intención de digitalizar las multas. Dice que con este nuevo sistema de gestión se agilizaría el trabajo de los agentes de la Policía Local y también se cumpliría la normativa nacional, por la cual se elimina el papel de las administraciones públicas. «Es importante incorporar la gestión documental a las nuevas tecnologías para adaptarlo a la ley. Además, mejorará el nivel de eficiencia» de diferentes servicios municipales, añadió López.

Para que este proceso sea posible, el Ayuntamiento deberá sacar a licitación la contratación de unas tablets que los agentes de la Policía Local llevarán consigo. «No es tiempo de anclar los papeles con una denuncia», concluyó.

Fotos

Vídeos