El Ayuntamiento de Oviedo prevé superar las 2.000 peticiones de ayuda contra la pobreza infantil

Marisa Ponga.
Marisa Ponga. / P. LORENZANA

El plan regional y local reserva un millón de euros para dar 700 euros por familia en riesgo carencial severo

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

Marisa Ponga, concejala de Atención a las Personas y responsable de Servicios Sociales del Ayuntamiento, presentó ayer la nueva línea de ayudas para combatir la pobreza infantil en el municipio. El montante total destinado a familias con niños a su cargo en riesgo de sufrir carencias materiales severas ascenderá a 536.9000 euros y tendrá una dotación de 700 por ayuda y familia. Además, la socialista anunció que el equipo de gobierno reservará otros 450.000 euros a añadir al montante inicial para garantizar que ninguno de los solicitantes que cumpla los requisitos se quede afuera.

«Lo hicimos en la anterior convocatoria y por supuesto lo haremos en esta», explicó Ponga. Según el convenio que existe con el Principado, en la última convocatoria de esta línea de ayudas y sumando los aportes de ambas administraciones, el monto final fue de 1.082.000 euros al que accedieron 1.547 familias de las 2.012 solicitudes presentadas. En esta ocasión, los técnicos prevén superar aquellas cifras

La convocatoria estará lista en dos semanas y, según se publique en el BOPA, los interesados tendrán un mes para presentar la solicitud. Para acceder a ella el Ayuntamiento fijará el límite atendiendo al indicador AROPE, propuesto por la Unión Europea y que combina el riesgo de pobreza, la carencia material y la baja intensidad en el empleo. En 2016, los ingresos máximos para poder acceder eran de 8.209 euros.

«La finalidad de las ayudas es que las necesidades básicas queden cubiertas cuando hay un riesgo para el desarrollo integral de los menores», explicó la edil, que también desgranó los detalles de una «instancia sencilla» en la que se tendrán que cumplimentar y aportar «datos básicos necesarios» como el libro de familia en el que están anotados los menores de la unidad.

El personal municipal, cinco trabajadores sociales y tres administrativos, que el área de Atención a las Personas destinará a la tramitación de las solicitudes revisará las declaraciones de renta o las prestaciones por desempleo para agilizar los trámites y para que, como el proceso, sea «fácil y amigable». En cuanto a la dotación del servicio municipal, para este fin, Ponga ponderó el esfuerzo realizado puesto que también serán los encargados de discernir las ayudas que se otorgarán para combatir la pobreza energética, línea que se lanzará para el último trimestre del año.

Una vez publicada la convocatoria, el Ayuntamiento hará una campaña de difusión y dispondrá tres líneas de teléfono para que los interesados puedan resolver sus dudas. «Estamos hablando de economías que están al limite y esta ayuda de carácter finalista -los 700 euros- es un respiro para todos aquellos gastos que puedan surgir», explicó la concejala. Las ayudas son para «unidades familiares que no pueden hacer frente a los gastos ordinarios, como la compra de alimentos, vestido, gastos de la vivienda, el alquiler o material escolar».

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos