El Ayuntamiento de Oviedo protegerá los recintos de San Mateo con barreras de hormigón

El año pasado se cerraron los accesos a la plaza de la Catedral durante el homenaje a Tino Casal. / A. P.
El año pasado se cerraron los accesos a la plaza de la Catedral durante el homenaje a Tino Casal. / A. P.

La Guardia Civil vigilará el acceso de vehículos pesados y habrá controles por toda la ciudad

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

España lleva dos años bajo el nivel cuatro de alerta terrorista. El Ministerio del Interior, liderado entonces por Jorge Fernández Díaz, elevó el grado tras los atentados de Túnez y Francia en junio de 2015. Desde entonces han transcurrido dos fiestas de San Mateo sin ningún tipo de altercado, pero este año la seguridad se reforzará de nuevo. Los atentados de Barcelona y Cambrils aún está muy recientes.

Hace un mes, el delegado del gobierno, Gabino de Lorenzo, anunció que se fortalecerá la seguridad durante el Día de América en Asturias y, en general, durante todas las fiestas: «Se extremarán las precauciones para los acontecimientos multitudinarios», destacó.

Desde el viernes 15 y hasta el domingo 24 se instalarán barreras de hormigón en las inmediaciones del Campo de San Francisco para «obstaculizar el rodaje de los vehículos de peso», informó ayer el técnico que esta elaborado el plan de autoprotección para San Mateo, Miguel Romano, después de reunirse ayer con responsables de seguridad: «Se harán cortes con obstáculos y en zigzag para que reducir la velocidad» de los coches, añadió.

Lo que más preocupa a los técnicos son las vías en cuesta descendente y también las de gran afluencia y aunque ya se ha marcado en el mapa dónde se instalarán los controles, la Concejalía de Seguridad Ciudadana, liderada por Ricardo Fernández, se muestra cautelosa y prefiere que no se revelen los puntos exactos para evitar dar pistas.

No será la única novedad del plan de autoprotección. El año pasado se establecieron tres círculos de seguridad en las inmediaciones de la plaza de la Catedral y este año se sumará uno más, ya que la Guardia Civil controlará los accesos de vehículos pesados a la ciudad para evitar atropellos múltiples y los coches de la Policía se posicionarán en determiandas calles en zigzag para sortear situaciones que pongan en peligro la seguridad de los ovetenses. «A pesar de que los atentados de Cataluña están recientes, nosotros ya instalamos piezas de hormigón en la Cabalgata de Reyes y vehículos policiales en zigzag», destacó el concejal Ricardo Fernández.

Círculos concéntricos

El año pasado fue el primero que se realizó un plan de autoprotección para las fiestas de San Mateo. El delegado del gobierno, Gabino de Lorenzo, recomendó realizar este proyecto para los conciertos de la plaza de la Catedral. Ante esta tesitura, el alcalde exigió a la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF) que se contratase una empresa para su redacción.

El ganador del concurso fue la empresa Looking y entre las medidas que se establecieron fue la instalación de tres círculos de seguridad. En el primero, la Policía Local y la Nacional controla el botellón, en el siguiente se supervisa cuántas personas acceden a este recinto. Cuando el director de seguridad detecte que la plaza de la Catedral se llena, se cortael paso momentáneamente. El último control será el de ayuda externa en las inmediaciones de la plaza de Alfonso II el Casto.

Fotos

Vídeos