«Los barrios están igual que estaban, no hicieron absolutamente nada»

Pablo Cabañas, en el parque Ciudad de Tampa. :: PIÑA/
Pablo Cabañas, en el parque Ciudad de Tampa. :: PIÑA

Pablo Fernández Cabañas, nuevo presidente de la federación de asociaciones Fegea: «El movimiento vecinal está parado. Es muy guapo poner por Facebook 'arréglame tal', pero luego nadie colabora»

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

El secretario de la Asociación de Vecinos San Juan de La Corredoria y vicepresidente del distrito 3, Pablo Fernández Cabañas (Oviedo, 1976) es desde el pasado noviembre el nuevo presidente de Fegea (Federación General de Asociaciones de Asturias). De profesión, es técnico de instalaciones deportivas y controlador biosanitario.

-¿Con qué actitud afronta esta nueva responsabilidad?

-Muy ilusionado. Cuando me propusieron ser presidente no lo dudé. Con muchas ganas de trabajar.

-¿Cómo se encuentra ahora mismo Fegea?

-Después de casi dos años desde que se fundara, estamos asentados en Oviedo y en Asturias. Para el 2018 esperamos pasar de cien asociaciones. Tenemos desde vecinos a amas de casa, juveniles... Actualmente somos unas 75 y 52 son de vecinos.

-¿Cómo está el movimiento vecinal en general en Oviedo?

-Parado. La gente no quiere colaborar con las asociaciones de vecinos. Es muy guapo poner por Facebook 'arréglame tal', pero luego nadie colabora. Salieron de la noche a la mañana plataformas afines a Participación (la concejalía de Ana Taboada).

-Se dice que son afines PP y contrarios la FAVO.

-También se dice que la FAVO es afín al PSOE. En Fegea hay asociaciones de todo tipo, pueden ser socios del PP, PSOE, IU o Podemos, cada uno tiene su ideología. Nosotros metemos caña al partido que sea, no tenemos ningún problema. Nos llaman a reuniones y vamos a todas.

-¿Qué prioridades se marca la federación para 2018?

-Ampliar el número de socios; meternos con el tema de los distritos, que está muerto; estar pendientes de las obras que quedan en Asturias importantes, como la variante, y una reunión con el presidente del Principado para transmitirle ideas de toda Asturias.También queremos presionar con el enlace del HUCA con la AS-II, que están haciendo obras pero no empezaron de hecho; la rotonda de Luis Oliver; el bulevar de Santullano, y el acceso norte, que lo vemos fundamental para la ciudad.

-Todos estos planes del bulevar, el viejo HUCA... ¿qué les parece?

-Estuve en la presentación del proyecto que ganó el concurso del bulevar. Recibimos llamadas de las asociaciones de la periferia de Santullano: de Pumarín, Teatinos, La Monxina, Ventanielles, La Corredoria... A mí me gusta la idea, pero el tema es los vehículos que van a quitar de ahí. Si haces el bulevar, no haces primero el enlace de la AS-II y el acceso norte a Luis Oliver, ¿qué va a pasar? Un tapón. Según el proyecto, quieren quitar las salidas de la autopista, el puente de Ángel Cañedo y los demás, ¿por dónde van a pasar los coches? Luego, aparcamientos disuasorios, quieren que la gente que venga a trabajar de Gijón o Avilés coja el bus. Otro problema muy importante. Tarda 50 minutos en ir de aquí a El Cristo, estamos esperando por las nuevas líneas.

-¿Realizaron alegaciones?

-Sí, pedimos la línea rápida, pero sigue parando en 20 o 30 sitios, estamos igual.

-¿Qué les parecen los presupuestos municipales de 2018?

-Igual que los de este año, no hay dinero para nada. Está todo parado. Sacan ideas de la chistera y pasa un año y otro año... No hicieron absolutamente nada. Los barrios están igual que estaban. Están todos los vecinos enfadados.

-Con los presupuestos participativos fueron muy críticos.

-Sí, porque al final, ¿dónde están? Y qué votaron, ¿mil personas en total en todo Oviedo? De 220.000 habitantes que tiene. En La Corredoria sacaron tres proyectos y están sin hacer. Y se metieron por el distrito, que parece que no vale.

-¿Cómo están los distritos?

-A día de hoy no funcionan. Al año tendríamos que tener cada dos meses una reunión, y estamos teniendo una cada cuatro o cinco meses. Presentamos propuestas para hacer obras y que no hay dinero, que tiene que ser para lo que digan ellos. En el distrito 3 se sacó para bancos, papeleras y cuatro cosas más.

-¿Cuándo se empezará a hacer lo que dicen los vecinos?

-No lo sabemos, estamos esperando a la siguiente reunión del distrito, a ver qué nos dice la concejala Andrea Álvarez.

-¿Algún distrito está peor?

-Casi todos. La zona rural está abandonada, piden cosas y no lo hacen. Cosas del día a día: tener las calles limpias, poner un banco, tapar los colegios...

-¿Qué más problemas ven en la ciudad?

-La gente se nos queja mucho de temas de limpieza y de alumbrado. Por ejemplo, en algunos barrios hubo un alumbrado navideño escaso.

-Se reunieron con los taxistas, ¿qué les parece el descanso que les han impuesto?

-Nos comentaban que, al ser autónomos, podían descansar el día que quieran, tienen familia. De esta manera es lo que diga el Ayuntamiento. El fin de semana quedan 45 taxis fuera de servicio, ¿y en verano, para el turismo?

-¿Temen que alguna zona quede desabastecida?

-La zona rural. En Trubia solo hay un taxi; el día que descanse, nada.

-¿Cuál es su rincón favorito de la ciudad?

-La Corredoria, donde vivo ahora. La senda del Nora, voy a caminar, la 'ruta del colesterol', que está abandonada. Allí doy paseos con mi mujer, le agradezco que me ayude cuando tengo reuniones o actos. También donde me crié, en La Tenderina, en Río Caudal.

-¿Cómo era ese barrio de niño?

-Fue cuando inauguraron la autopista. Jugábamos por la calle al fútbol, en un pozo que había en el parque al lado de Santullano, y comíamos el bocadillo sentados en la acera. Y eso que era un barrio en el que había mucha droga, pero con los de allí no se metían. Veías toxicómanos tirados por los portales, gente que se moría de sobredosis y la Policía taparlos. De crío te queda la imagen. Robar coches, prender coches...

-¿Algo de entonces que ya no exista y recuperaría?

-Los parques que había. Y en el barrio cerraron muchas tiendas, echo en falta el pequeño comercio.

-¿Qué reclaman los vecinos de La Corredoria?

-Principalmente el tema del instituto. Voy a mantener una reunión con el consejero. Solo pedimos que nos diga una fecha, que no nos dé más vueltas. Y más vigilancia. De la Policía de Barrio no sabemos nada.

-¿Tardará más el instituto al no haber presupuestos regionales?

-Es lo que queremos saber, que sea sincero. Y vamos a pedir que nos dé una solución, porque de aquí a dos años se va a masificar el instituto. Servicio gratuito de transporte o que incluso nos pague los libros.

-El Mercado de abastos parece que por fin tiene más actividad.

-Sí, pero si no está dado de alta es ilegal. Si se manca un crío o hay un incendio, ¿qué pasa? Frío, goteras, tubos por el medio...

-¿Volverá a decidir el barrio las elecciones municipales?

-Preguntas y nadie votó a Somos (ríe). Puede que sí, es muy goloso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos