«Bienvenido sea si mejora la calidad aunque suba el precio»

Un trabajadora coloca los platos y cubiertos en La Ería. / P. L.
Un trabajadora coloca los platos y cubiertos en La Ería. / P. L.

Las asociaciones de madres y padres de los centros priorizan la calidad y el aumento de cuidadores sobre el coste del servicio

J. C. A. OVIEDO.

Fue a comienzos de curso, el primer día de escuela, cuando en el colegio Buenavista I saltó la alarma. En el comedor del centro solamente había cuatro monitores para los 83 niños. El segundo día fue peor: 103 menores por cinco monitoras que, desbordadas, no pudieron dejar salir al patio a los alumnos para garantizar su control.

Las condiciones de contratación y los precios impuestos por las administraciones para licitar los servicios, a menudo, sirven solo para cubrir el expediente, con mermas a la calidad y el servicio. Algo que también preocupa al sector. Desde la patronal asturiana de las empresas de cátering se alertó el pasado julio de que la media de los precios de comedor es «de los precios más bajos de España, ya que no superan los 3,85 euros». Con esta cantidad, hay que incluir los costes del personal de comedor, monitores y limpiadoras.

Así, padres y madres de Oviedo no ven con malos ojos que el precio suba si influye en la calidad del servicio que reciben las familias. «En principio estamos de acuerdo», explica Beatriz Fernández del Ampa del colegio Poeta Ángel González. «Todo lo que sea que los críos coman mejor y mejore el servicio de monitores y cuidadores , bienvenido sea», explica.

«Siempre hubo quejas y recelos sobre la calidad de los menús», añade Fernández que, sin embargo, destaca que «el Ayuntamiento tiene su nutricionista y se supone que el menú actual tiene que ser equilibrado y sano». «Ahora, si mejoran lo que hay con productos de cercanía o de temporada, eso beneficiará en la salud de los niños. Aunque desgraciadamente, el producto bueno, se paga», relató. «Es lógico que se preocupen y quieran que los niños coman mejor», valora esta madre.

Fotos

Vídeos