El bombero herido en Uría reclama indemnizaciones «dignas» en caso de accidente laboral

El bombero herido en Uría reclama indemnizaciones «dignas» en caso de accidente laboral
Los bomberos durante el pleno celebrado en el Ayuntamiento. / P. L.

El edil Ricardo Fernández, que comparte algunas quejas, insiste en que nunca dijo que Eloy Palacio tuviese «un exceso de celo» el día del siniestro

R. A./ G. D.-R. OVIEDO.

«El Ayuntamiento ha abandonado por completo a la familia de Eloy Palacio -bombero fallecido durante las labores de extinción del incendio que destruyó el edificio número 58 de la calle Uría y el 25 de Melquíades Álvarez-. Deberían haberles proporcionado su ayuda, tendrían que haber recibido una pensión máxima de viudedad y orfandad y una indemnización digna». Juan Carlos Fernández Granda, 'Cuni', tomó la palabra sobre las seis de la tarde en el salón de plenos del Ayuntamiento de Oviedo, después de que el alcalde, Wenceslao López, accediera a interrupir la sesión.

Desde el micrófono, 'Cuni' habló del «malestar» que sienten los «bomberos españoles» tras la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Oviedo que califica el accidente de Eloy Palacio como una «imprudencia temeraria», y criticó la situación precaria que, dice, vive el cuerpo de Bomberos ovetense. La respuesta por parte del edil de Seguridad Ciudadana no tardó en llegar. Al final de la sesión, el edil Ricardo Fernández, que comparte algunas quejas, insiste en que nunca dijo que Eloy Palacio tuviese «un exceso de celo» el día del siniestro. Sin embargo, para cuando el edil pronunció estas palabras, ningún miembro de la familia ni compañeros de Palacio se encontraban ya en la Casa Consistorial.

Carencias

'Cuni', como portavoz de los bomberos descontentos, lamentó que a día de hoy, dos años después del incendio de Uría, no se haya creado una comisión de trabajo para analizar cómo se llevaron a cabo las labores de extinción de este siniestro «tan poco común» para, después, poner fin «a las carencias del servicio». Argumentó -además- que los ediles municipales creen que «funciona de forma correcta», sin embargo la realidad ese bien distinta: «El único hidrante que hay en la calle Uría lleva dos años sin arreglar. Su estado es lamentable al igual que ocurre con otras bocas de incendio de la ciudad», remachó.

'Cuni' tampoco desaprovechó la ocasión para analizar la sentencia de la magistrada del Juzgado de lo Social número 2 de Oviedo, María Cristina García, que echó por tierra la opción de que la familia de Palacio recibiese una indemnización mayor a los 18.000 euros ya percibidos. Calificó este auto como «muy duro» y temió que este fallo siente un precedente: «Es una tremenda injusticia lo que le ha tocado experimentar a Eloy y su familia y esta situación se puede volver a repetir», clamó.

Explicó que el Ayuntamiento quería dar una indemnización de 200.000 euros a la familia sin reconocer su profesionalidad, por lo que puso deberes a los concejales: «la creación de una ley marco de nuestra profesión».

Suspensión de la sesión

'Cuni' habló en el salón de Plenos, pero sus palabras no constarán en el acta, al haberse producido durante una interrupción de la sesión. Tampoco podrán ser consultadas por los ovetenses en la cuenta de Youtube del Ayuntamiento. Ayer, justamente, la habitual retransmisión en directo no funcionó. La página municipal informaba que los problemas se resolverían a lo largo de la tarde, pero no fue así. Nadie pudo seguir a 'Cuni' por la red.

Ante este hecho, Ricardo Fernández se defendió diciendo que él no «rige el debate» y que «en ningún momento nos hemos opuesto a que los bomberos tomasen la palabra». Sin embargo, no valoró que sí entrase fuera del orden asuntos como la moción de apoyo coordinadora de Proactiva Open Arms, Anabel Montes, mientras que las palabras de 'Cuni' quedaron fuera de la sesión.

Lo que sí hizo el edil socialista fue referirse al Grupo Municipal Popular. Señaló que el equipo de gobierno se encontró con dos problemas cuando accedió al mando: «La póliza del seguro era por aquel entonces de 18.000 euros y ahora se ha incrementado hasta los 40.000 euros. Además, nos hemos dado de bruces con el estado de los hidrantes. Las cosas no se pueden hacer de un día para otro y lo que hemos realizado hasta el momento es una base de datos».

Sea como fuere, el hidrante de la calle Uría sigue estando en el mismo estado que hace dos años cuando Eloy Palacio murió intentando sofocar las llamas de Uría, 58.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos