«Tenemos 68 bomberos, hay que reforzar hasta un mínimo de 110»

Carmen del Prado, en un edificio municipal. / PABLO LORENZANA
Carmen del Prado, en un edificio municipal. / PABLO LORENZANA

«La tarea no me impone. Con respeto, pero a por ello. Llevo tiempo en el Ayuntamiento, sé lo que hay y me gusta la acción, es un trabajo atractivo» | Carmen del Prado Nueva jefa de bomberos

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Desde ayer, la arquitecta Carmen del Prado (León, 1972) es la nueva jefa del SEIS (Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento). Exatleta, con experiencia previa en despachos y funcionaria de Urbanismo desde 2003, recibe en su último día en la calle del Peso antes de irse al cuartel de Rubín.

-¿Qué la animó a presentarse?

-A raíz del incendio de Uría empezó a salir que se buscaba un perfil técnico para la jefatura. Ahí me empezó a picar el gusanillo. La idea fue tomando forma y fui a por ello. Hasta el momento eran todo bomberos, ni se te pasaba por la cabeza porque no había opción. Es un trabajo atractivo. De gran responsabilidad, pero a mí me apetece: ayudar a la gente, actuar en situaciones de emergencia... Me gusta la acción.

«La vejez de los edificios no es un problema mayor que en otras ciudades»

-¿Debe ser un arquitecto el jefe de bomberos?

-¿Y por qué no? Llevan tirando de los arquitectos de Urbanismo los 14 años que llevo aquí, porque no tienen. He estado colaborando con incendios en Pumarín, en la plaza del Riego... Sobre todo daños en edificios. Una vez habían desalojado uno a la una de la mañana, me sacaron de la cama, fui allí y dije: 'Esto no tiene ningún riesgo'. Y sigue el edificio en pie. Otra vez un pilar en Uría en un sótano, no sabían que hacer con aquello y también fui. Claro que hace falta un técnico.

-¿Qué más formación y experiencia tiene en estas materias?

-Tengo dos cursos de prevención, 300 horas de incendios, pero no es lo mismo que 'in situ'. La práctica solo la tienen los bomberos, entonces es fundamental que haya expertos en operativos, necesito apoyo. He estado después de los incendios a ver qué pasa, o cuando hay daños que no saben qué trascendencia pueden tener.

-¿Estuvo en algún edificio especialmente problemático?

-No, las intervenciones se resolvieron todas sobre la marcha y bien. Ningún colapso, unas reforzando, como en Uría; otras. como en Escultor Navascués en Pumarín, desalojando. El edificio luego se declaró en ruinas y está el solar disponible.

-¿A qué retos se enfrenta?

-Lo que sale en el periódico: la escasez de plantilla. Tenemos muy pocos efectivos para una ciudad de 220.000 habitantes. En Bilbao, que tienen 245.000, son 186 bomberos, uno por cada 1.800 habitantes. Nosotros tenemos uno por 3.200. La recomendación de la Unión Europea es uno por cada 1.000, en España la media es 2.000. En el congreso de bomberos que hubo Oviedo hablé con Bilbao, con un ingeniero y dos arquitectos. Esa parte técnica es fundamental y no la tenemos.

-¿En qué categorías hay que reforzar el personal?

-En la parte operativa, bomberos y conductores. Tenemos 68 bomberos, y hay que llegar hasta el minimísimo de 110, para los estándares de España. En Europa, serían 220. Pero eso es inalcanzable, la situación actual no nos lo permite. Luego las promociones de inspección que están en marcha. En la parte técnica no hay nadie, la prevención la están desempeñando dos agentes que no están en servicio. Hace falta mínimo un superior y un medio arquitecto e ingeniero.

-¿Le preocupa la media edad de la plantilla?

-52 años, es muy alta. Hay que plantear una segunda actividad -a la formación de los que entran, a prevención, plantes de autoprotección, visitas de comprobación que no se pueden hacer ahora por falta de personal- y renovar la plantilla, aquellos que por su edad o condiciones ya tengan alguna actitud psicofísica mermada. Por ejemplo, la gente que está en prevención, no puede estar en la rama operativa. Eso lo hay que regular con un nuevo reglamento; el que tenemos es de 1941, está totalmente obsoleto.

-¿En cuanto a medios materiales, cómo está el SEIS?

-Creo que bien. He hablado con ellos y no tengo noticia de ninguna necesidad inmediata de vehículos.

-El periódico tambié habla de conflictos en la plantilla.

-De primera mano no lo sé. Tampoco me asusta, problemas hay en todos los sitios. Los bomberos que conozco son todos encantadores.

-¿No le impone la tarea?

-No. Hombre, con respeto, es de gran responsabilidad el puesto, pero a por ello. Sé lo que hay, llevo algún tiempo en el Ayuntamiento.

-Será la primera mujer en dirigir un cuerpo solo de hombres.

-Sí, ya lo hay en otros sitios pero aquí no. No me asusta. Tengo mucha ilusión y no veo diferencia.

-¿Cómo es que no hay bomberas?

-No sé, igual por las pruebas físicas o porque no llama a la gente, igual que en la Policía o el Ejército.

-¿Siguió el incendio de Uría?

-Desde casa, porque me operaron de un pie y estaba de baja. No tuve que intervenir en esa ocasión.

-¿Ha marcado un antes y un después entre los ovetenses?

-Sí, fue una desgracia. La gente está más sensible, y voy a aprovechar para pedir que la gente instale detectores de humos, eso puede salvar vidas. Por doce euros tienes uno. El 80% de los fallecidos en incendios lo son por inhalación de humos y se puede evitar. Formar a la gente es otro objetivo necesario.

-¿La prevención se ha dejado de lado estos años?

-No, es que no la había. No era uno consciente de estas cosas.

-Dada la vejez del parque de viviendas, ¿puede repetirse un incendio como el de Uría?

-Ahí influyen más cosas: el mantenimiento, la accidentalidad... Eso fue un cúmulo de circunstancias que se unieron, no por ser más viejo. Todas las ciudades de España tienen un casco antiguo y no por eso tienen más incendios. Todo colabora, pero no es determinante.

-¿Es conveniente más inspecciones de edificios?

-Las va a haber, ahora el Principado ya ha aprobado el reglamento para las Inspecciones Técnicas de Edificios de más de 50 años. En Oviedo no es un problema mayor que en otros sitios.

-¿Como están los hidrantes?

-Sé lo que leo en prensa. Quiero conocer el parque, los vehículos, todo.

-¿Hace falta que los bomberos informen cada licencia?

-No es que hagan falta los bomberos, sí que hace falta que alguien lo compruebe, y aquí se reserva al SEIS. Es conveniente, eso pasa luego a los arquitectos. Cuantos más lo comprueben, más seguridad.

-¿Algún consejo para que haya menos intervenciones de bomberos?

-Tenemos que hacer campañas informativas. Por ejemplo, si se te incendia la sartén, que nunca le eches agua, sino que la tapes o pongas un paño. Cómo manejar un extintor, poner toallas húmedas. Cosas básicas. Los bomberos tardan y los dos o tres minutos primeros son cruciales para la evolución del incendio.

Fotos

Vídeos