«IU y Somos buscan aumentar la recaudación a través del cobro del IBI a la Iglesia»

El jardín de los Reyes Caudillos, situado al lado de la Catedral.
El jardín de los Reyes Caudillos, situado al lado de la Catedral. / ALEX PIÑA

El edil del PP Fernando Lastra critica su pretensión de pedir la lista de bienes inmatriculados de la Iglesia; y Ciudadanos habla de «postureo»

ROSALÍA AGUDÍN OVIEDO.

Los partidos de la oposición no apoyarán la moción que el gobierno local ha presentado para reclamar la lista de bienes inmatriculados de la Iglesia, un extremo por el que lleva años luchando Asturias Laica. Para el Partido Popular, esta medida es «partidista» y esconde intereses ocultos: el cobro del IBI a los bienes eclesiásticos. «Tanto Izquierda Unida como Somos buscan aumentar la recaudación municipal a través de este impuesto», señaló el edil del PP Fernando Ladreda a través de un comunicado.

Luis Pacho, de Ciudadanos, consideró que es un tema que se debe discutir directamente en la junta de gobierno: «Es un postureo estéril de un tripartito que, curiosamente, considera muy necesario que haya unanimidad para pedir listados al Registro Civil y, sin embargo, no considera necesario contar con todos los grupos para tratar un tema capital como es el futuro de los terrenos de La Vega, en el que deliberadamente excluye a la oposición, o en la elección del representante en el concurso de ideas de El Cristo».

Lo que más inquieta al Partido Popular es que la pretensión del gobierno local de conocer los bienes que la Iglesia tiene en el registro, no responde a «los intereses de los ovetenses», porque se trata de una medida «no aportará ni mejoras ni ayudas fiscales a los ovetenses» y representa «un ataque gratuito más a la Iglesia».

Un ataque «gratuito»

Para Ladreda, esta moción está pensada para servir a los intereses de Asturias Laica, la asociación integrada por formaciones de izquierda y que lleva años exigiendo conocer cuántos bienes inmatriculados tiene la Iglesia en el Principado. Según su punto de vista, «es deplorable que un gobierno municipal realice el trabajo que deberían desempeñar dichas sociedades. Esta situación solo es posible si estos colectivos son próximos al ejecutivo local y si no es así, ¿por qué, entonces, tiene que realizar el Consistorio gestiones impropias?».

De igual forma recordó que los acuerdos entre el gobierno nacional y la Santa Sede datan del año 1979 y desde entonces «ningún gobierno de diferente color e ideología ha realizado tal petición», por lo que cree que es un nuevo «ataque» a la Iglesia.

El lunes los tres socios de gobierno -PSOE, Somos e IU- presentaron ante el Registro la moción que insta al Ayuntamiento a pedir la lista de bienes que estén bajo el nombre de «la Diócesis, el Obispado, Arzobispado o similares». Argumentaron en la misma que en 1998 el ejecutivo de José María Aznar cambió el Reglamento Hipotecario para permitir a la Iglesia que inscribiese en el Registro de la Propiedad templos de culto. Una reforma muy criticada que abolió Mariano Rajoy en el año 2015.

Fotos

Vídeos