«La calle te deja hecho polvo»

Una de las treinta fotografías que componen la exposición que puede visitarse en el Palacio de Exposiciones y Congresos. / ALEX PIÑA
Una de las treinta fotografías que componen la exposición que puede visitarse en el Palacio de Exposiciones y Congresos. / ALEX PIÑA

El Palacio de Congresos acoge una muestra fotográfica de personas sin hogar | Las imágenes son obra de trece indigentes que han retratado la soledad, el miedo y la esperanza desde el punto de vista de los sin techo

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El reto era difícil. Plasmar en una fotografía los sentimientos, el miedo, la vulnerabilidad, sobre todo si se es mujer, de vivir en la calle. Hacerlo por las propias personas que se han visto abocadas en algún momento de su vida a ser un sin techo, lo complicaba aún más. Con este enfoque se inauguró ayer la exposición 'Esperanza y Soledad son nombres de mujer', en el Palacio de Exposiciones y Congresos. El título no es baladí porque esta muestra arrancó dentro de la segunda jornada, organizada por el Ayuntamiento, en torno al Día de las Personas sin Hogar: Género y Exclusión Social, que centró su temática en las mujeres que viven en la calle.

La muestra es un conjunto de treinta fotografías realizadas por trece sin techo, diez hombres y tres mujeres. Muchos de ellos nunca se habían puesto detrás de una cámara fotográfica. «No sabía manejarla», confesó Víctor Fernández. A sus 46 años aseguró no recordar cuántos años estuvo viviendo en la calle. «Tuve problemas con el alcohol, y la bebida me forzó a vivir en la calle». Lleva once años «limpio y sobrio» gracias a la ayuda del centro de rehabilitación para alcohólicos 'La Santina', de Gijón. «Soy nacido en Avilés pero reparido en 'La Santina'». La foto que realizó para esta exposición, auspiciada por la Asociación Fotográfica Ágora quien facilitó la formación y el material de trabajo a los trece participantes, refleja la soledad de los sin techo. Inmortalizó a una mujer mirando hacia una ciudad vacía. «Es que la calle te deja hecho polvo», resumió Víctor cuyas manos son las protagonistas de otra de las fotografías de la exposición.

Las retrató Ana Isabel Güemes. Ella conoció la vida en la calle durante 27 días de un 2006. Fue en Madrid. El abandono de su pareja y un síndrome de abstinencia a unos tranquilizantes la precipitaron al vacío. «Logré salir porque no me quedaba otra cosa que seguir hacia adelantes. Más abajo no podía caer», resumió ayer durante la inauguración de la muestra. Una exposición que se prolongará hasta el próximo 4 de diciembre y que, según aseguró la concejala de Atención a las Personas, tendrá carácter itinerante para llegar a centros sociales y colegios porque el objetivo, como recalcó Ana Isabel Güemes «es borrar la imagen que se tiene de la gente sin techo».

Más noticias

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos