Camisetas para salvar 'Gatos Salvajes'

Una ovetense y un vallisoletano lanzan una campaña de 'crowdfunding' para ayudar a gatos callejeros

PAULA CARRELO OVIEDO.

La ovetense Ana Costales y el vallisoletano Alejandro Bocos, estudiantes de Periodismo y Diseño, respectivamente, han puesto en marcha un proyecto de mecenazgo llamado 'Gatos Salvajes' para ayudar a tres de estos animales a través de la venta de camisetas, una iniciativa que planean exportar a otras asociaciones protectoras.

La idea surgió el pasado noviembre con la aparición de cinco pequeños gatos debajo de un coche, en la urbanización 'El Plantío' de Simancas, un pueblo de Valladolid. A dos de ellos les perdieron la pista poco después, así que los jóvenes buscan ahora vacunar, desparasitar y encontrar un hogar para los demás: una hembra y dos machos a los que han llamado 'Cheddar', 'Chichí' y 'Zumo de Naranja', «porque es muy naranja», bromean.

Otra familia del barrio les ayuda a cuidarlos, alimentándolos y dejando su garaje abierto por las noches para que los gatos duerman allí. Ellos también han querido bautizar a los animales, dando lugar a nombres compuestos tan peculiares como 'Cheddar Wilson' o 'Ana Chichí'.

La gata -'Chichí' para Costales y Bocos- tuvo cinco crías hace unas semanas, de las que sobrevivieron tres y a las cuales Costales ha encontrado casa sirviéndose de las redes sociales, de la difusión de otras protectoras y gracias al interés de personas cercanas.

Para evitar que la situación se repita, quieren esterilizarla, por su salud y porque algunos vecinos de la urbanización se han quejado. «Preferimos prevenir antes de pase algo o alguien llame a la perrera».

Una vez decidido su propósito, necesitaban una vía de financiación, ya que «somos estudiantes y no tenemos casi dinero para nosotros como para mantener no a uno, sino a tres gatos».

De diseño

La campaña de 'crowdfunding' fue idea de Bocos, que tomó como referencia el modelo de muchos grupos de música. «Si a ellos les funciona, por qué a nosotros no», pensó el vallisoletano. Además, por sus conocimientos de Diseño, le resultó fácil desarrollar un logo original con el que vender camisetas en las que este fuese estampado.

La etiqueta 'Gatos Salvajes' surgió sobre la marcha en el proceso de diseño, ante la necesidad de un lema. No porque sean realmente salvajes, sino por su naturaleza, porque viven en la calle.

Por su parte, Costales, que realiza sus prácticas en Europa Press Valladolid, escribió un pequeño reportaje sobre ello: «Lo vi como una manera de publicitar la idea y de tener temas para los fines de semana».

A raíz de sus movimientos, cada vez más gente se enteró de su causa y las compras aumentaron. Hasta ahora han repartido unas quince camisetas, casi todas en Valladolid pero también en Oviedo a amigos de la joven. «No vendemos cualquier bobada. Son camisetas que se pueden usar a diario, con diseños propios muy chulos». Dichas prendas pueden adquirirse en la página web Verkami. Hay dos modelos distintos, tanto para chico como para chica.

Como el proyecto está saliendo «muy bien», Alejandro Bocos tiene en mente ofrecer su colaboración a protectoras de Valladolid con las que ya tienen contacto: facilitarles un diseño y que sean ellas las que recauden fondos con los que cubrir gastos y ayudar a otros animales.

Además de continuar con el activismo a largo plazo, la pareja no descarta quedarse con alguno de estos gatos, y es que «nos han salido guapísimos los tres», y muy listos: «Si les silvas desde cualquier punto de la urbanización, aparecen corriendo como locos», cuentan. Sin duda, una familia animal que se deja querer y que ya vislumbra su revisión veterinaria mientras libra al barrio de ratones, topillos, culebras y cucarachas.

Temas

Oviedo

Fotos

Vídeos