La capilla de las Pelayas se llena para oír los cánticos

La capilla de las Pelayas se llena para oír los cánticos

ELCOMERCIO.ES

La capilla del monasterio de San Pelayo prácticamente se llenó esta pasada Nochebuena para oír cantar a la comunidad de religiosas. Un año más, abrieron las puertas a las siete de la tarde para dar la oportunidad a los interesados de escuchar la calenda, una especie de pregón navideño que avisa de que ha nacido el Hijo de Dios. Se trata de una antigua tradición que se remonta al Martirologio romano y que la orden benedictina, asentada en la parte más antigua de la ciudad desde el siglo X, ejecuta cada Navidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos