Un año de cárcel para el acusado de abusar de siete mujeres en autobuses urbanos

El condenado, en el centro de la imagen. /  HUGO ÁLVAREZ
El condenado, en el centro de la imagen. / HUGO ÁLVAREZ

El fiscal solicitaba para el condenado nueve años de prisión, pero solo quedaron probados cuatro delitos por realizar tocamientos a las víctimas

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El hombre de 30 años y natural de El Entrego acusado por la Fiscalía del Principado de Asturias de siete delitos continuados de abusos sexuales no entrará en prisión. El Ministerio Público solicitaba para él una pena de nueve años de cárcel por «acorralar, realizar tocamientos y rozar con su pene» a al menos siete mujeres en el interior de varias líneas de autobús urbano de la ciudad entre los años 2011 y 2016. En una ocasión llegó a masturbarse delante de su víctima.

Tras llegar a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía, se le ha reducido la pena y ha sido condenado a doce meses de prisión. Al ser una condena inferior a dos años y carecer de antecedentes no entrará en la cárcel. Además se le ha aplicado el atenuante de discapacidad psíquica y dilaciones indebidas.

El hombre iba a ser juzgado ayer por los siete delitos de abusos sexuales que le atribuía la Fiscalía, sin embargo, solamente quedaron probados cuatro. Esto fue así porque el supuestamente cometido en enero de 2011, cuando se acercó a una joven de 21 años en el autobús y «comenzó a frotar su pene contra ella para masturbarse», ya está prescrito. Por otra parte, otras dos víctimas, de 39 y 16 años, retiraron las acusaciones al reconocer que no hubo consumación del abuso y por lo tanto, no existió delito.

Así, únicamente se dieron por probados los delitos cometidos contra cuatro de las víctimas. En tres de los casos, en grado de tentativa, es decir, sin llegar a ser consumados.

Los delitos que se demostraron fueron los ocurridos entre finales de 2015 y principios de 2016. El primero de ellos sucedió en la línea de autobús urbano J2. En el vehículo viajaba una joven de 19 años a la que el procesado se aproximó, apartando las maletas que llevaba, para tocarle los muslos. Por ello, ha sido condenado a seis meses de prisión y al pago de una indemnización de 300 euros.

Respecto a las otras tres víctimas, los abusos sucedieron en la misma línea de autobús, la línea C1. En esta ocasión, el condenado accedió al vehículo en la parada de Santullano. Se aproximó a una joven y la arrinconó para, a continuación, «rozar su pene en erección contra ella», como así reconoció el acusado. La joven lo apartó de un empujón y logró eludir el acoso. Repitió la misma actitud contra otras dos jóvenes a las que acorraló e intentó frotarse. Por estos delitos ha sido condenado a otros seis meses de cárcel y al pago de una indemnización de 150 euros a cada joven.

La pena no fue del agrado de alguna de las víctimas. Tras la firma del acuerdo de conformidad, un familiar de una de ellas se dirigió a la abogada del acusado, María Escanciano, para asegurarle que «era una vergüenza» y que el condenado tendría carta blanca para «poder hacer lo que quiera», espetó visiblemente molesta.

Denuncia conjunta

Una denuncia conjunta a la Policía Nacional de varias de las víctimas alertó a los investigadores sobre la identidad del ya condenado. Fue detenido en febrero de 2016. Se da la circunstancia que las jóvenes coincidieron en una red social donde compartieron su mala experiencia y decidieron acudir a la Jefatura Superior de Policía de Asturias. Su gesto hizo que posteriormente se sumasen nuevas denuncias que acabaron con la detención del agresor que ayer fue condenado en el Penal número 1 de Oviedo tras llegar a un acuerdo de conformidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos