«El castillo de Tudela es vital para conocer la historia medieval de la región»

Alejandro García.
Alejandro García. / MARIO ROJAS
Alejandro García. Profesor de Arqueología

La Universidad de Oviedo acoge un curso sobre el estudio arqueológico de la fortificación medieval y del conjunto de Olloniego

CECILIA PÉREZOVIEDO.

Alejandro García (Oviedo, 1974) es profesor asociado de Arqueología en la Universidad de Oviedo. Dirige, hasta el próximo 15 de septiembre, junto con el profesor titular, José Avelino Gutiérrez, un curso de formación arqueológica de campo sobre el castillo de Tudela. El objetivo es indagar sobre esta fortificación que sirvió de defensa inexpugnable para la protección de Oviedo y de la que solo se conserva su torre y algunos restos de la muralla de defensa.

-¿Las piedras hablan más que callan?

-Sí, este es el sentido del curso: hacer hablar a las piedras, extraer a las estructuras arquitectónicas y arqueológicas, que se conservan en esta zona, toda la información posible para conocer qué significaron en la época medieval, qué funciones ostentaban y cuál es su historia.

-¿Qué tiene de especial la zona donde se ubica el castillo de Tudela?

-Es un lugar emblemático con una importancia vital para conocer e interpretar la historia medieval en el centro de la región, pero realmente el conocimiento que tenemos de ellos todavía es muy superficial. El castillo surge en la época del Reino de Asturias, pero es muy pronto para precisar cuál es su cronología porque únicamente sabemos a través de las crónicas escritas que fue construido por el último monarca del Reino de Asturias, Alfonso III.

-Por lo tanto, ¿conocer su cronología exacta sería clave para saber más de esta edificación?

-Es muy probable que fuese un castillo en uso en la época del Reino de Asturias y uno de los retos de la investigación es intentar discernir si hubo una fortificación anterior. Hay algún hallazgo de materiales sueltos de hace algunas décadas de época romana, por lo que sería interesante saber si anterior al castillo hubo una torre de época romana o si en los siglos oscuros que van del V al VIII hubo algún tipo de fortificación y qué papel desempeñaba.

-¿Qué calidad tienen los restos que hoy se conservan?

-Se conservan estructuras muy potentes en superficie, como el torreón central de varios metros de altura, además, de buena parte del recinto amurallado que protegía la fortaleza. Pero es lo que vemos porque en el subsuelo suponemos que tiene que haber restos de estructuras de toda la compartimentación interior de una fortificación de la época del Reino de Asturias, la zona para la guarnición militar, la zona residencial, la zona para los trabajadores, los siervos...

-Es fácil imaginarlo. ¿Sería viable su recuperación?

-Nosotros lo que hacemos al excavar el subsuelo es encontrar los vestigios. A partir de ahí se puede intentar recomponer la morfología, la planta y, de cara a divulgar esos datos, hay posibilidad de hacerlo con reconstrucciones 3D.

-¿Por qué se dejan morir estas edificaciones?

-Durante el siglo XIX y parte del XX maltratamos muchísimo estas fortificaciones. Mientras en otros sitios las estaban restaurando aquí se aprovecharon como canteras. Ahora es el momento de recuperarlas por su interés histórico y como patrimonio cultural.

-Con el conjunto medieval de Olloniego, muy cerca al Castillo de Tudela, se va a hacer.

-Es una maravilla, una joya a diez minutos de Oviedo que, para la mayor parte de la población, pasa desapercibida. Está relacionado con ese camino que comunicaba Oviedo con León. Este poblamiento surge en torno al puente de época medieval y junto a él, en el siglo XIII, surge una torre defensiva militar para cobrar el portazgo, el impuesto que se cobraba a los comerciantes que transportaban mercancías de Oviedo a León. En la época moderna la torre militar se transforma en palacio residencial asociada a la familia de los Bernardo de Quirós.

-El castillo de Tudela y el conjunto medieval de Olloniego son los ejes del curso que dirige, junto con José Avelino Gutiérrez.

-Son un laboratorio para que los estudiantes tengan una formación práctica y directa sobre el terreno, ese es el objetivo de este curso.

Fotos

Vídeos