La Catedral de Oviedo recibe dos mil visitas más que en julio del año pasado

Los turistas, en la cola de ayer para visitar la Catedral.
Los turistas, en la cola de ayer para visitar la Catedral.

Registra 17.000 asistentes; el deán destaca que la restauración del Arca Santa atrae a muchos abonados

PAULA CARRELO OVIEDO.

Tras más de cuatro meses de restauración, el Arca Santa regresaba a su vitrina de metacrilato en la Catedral el pasado 29 de julio, ante una gran espectación por parte de los ovetenses.

Aquel primer sábado de visitas a la Cámara Santa -emplazamiento original y actual del Arca- fue un día normal en cuanto a cifras, tal vez por el desconocimiento de muchos turistas y peregrinos, que ignoraban la posibilidad de conocer la «joya europea más importante del siglo XI», tal y como la han definido sus restauradores.

Por aquel entonces, la evaluación del mes ya era positiva. Y es que la comparativa respecto al número de visitantes del pasado año es contundente: en julio de 2017, dos mil personas más entraron en la Catedral.

El deán, Benito Gallego, lo tiene claro: «Además las visitas han aumentado tras la restauración del Arca Santa», y sin olvidar el hecho de que «estamos en verano y los turistas siempre son más». «Ahora mismo está lleno», comenta un animado Gallego, destacando sobre todo la gran afluencia de socios del templo con abono anual, que ya ronda los 2.300 miembros.

Buenas previsiomes

Para conocer el cómputo general de la temporada estival habrá que esperar al final de agosto, cuando se cumpla un mes de la vuelta del Arca Santa. El número de entradas selladas desvelará entonces en un informe si la tendencia al alza fue generalizada y en qué manera influyó este hecho.

Por su parte, el deán anima a visitar la Cámara Santa y, asimismo a abonarse a la Catedral, un templo con horario ininterrumpido en agosto: de 10 a 20 horas de lunes a viernes y hasta las 18 los sábados.

Fotos

Vídeos