La Catedral termina la reparación de la vidriera dañada por el temporal

La linterna de la capilla de Santa Bárbara, con andamios pero la vidriera rota ya completa. / PABLO LORENZANA
La linterna de la capilla de Santa Bárbara, con andamios pero la vidriera rota ya completa. / PABLO LORENZANA

La borrasca del mes pasado causó más daños de lo previsto y se mantendrán los andamios para retejar y reponer cristales en el templo

D. LUMBRERAS OVIEDO.

La primera borrasca del invierno, 'Bruno', se dejó sentir en la ciudad el pasado 27 de diciembre. Tiró un árbol encima del Escorialín y también partió la vidriera azul y amarilla de la capilla de Santa Bárbara de la Catedral. Los bomberos tuvieron que intervenir de urgencia para evitar que la parte superior, que se desprendió, cayese a la calle, fijándola sobre el tejado. La Navidad retrasó el comienzo de la reparación hasta el 3 de enero y ayer la vidriera volvió a estar completa.

Sin embargo, se han descubierto más necesidades que obligan a más obras. En su caída, y antes de que los bomberos consiguieran fijarla en el tejado, la parte de la vidriera desprendida causó más daños de lo previsto, necesarios arreglar. Fuentes del templo informaron de que «hace falta reponer cristales y retejar bastante». Por ello, se mantendrán los andamios en la linterna y en la fachada trasera de la capilla.

El arreglo va, además, contrarreloj. El mismo 28 de diciembre, el área municipal de Urbanismo dictó una orden de ejecución en la que daba a la propiedad de la Catedral (la Iglesia) un plazo de quince días hábiles para subsanar los destrozos causados por 'Bruno'. En caso contrario, advertía, el Ayuntamiento podría imponer multas coercitivas o realizar él mismo los trabajos y después pasar la factura al Arzobispado, procedimiento que se conoce como ejecución subsidiaria.

La orden venía respaldada por un informe en el que la arquitecta técnica consideraba que era necesario revisar por completo la linterna y la cubierta de teja de la capilla. Estimaba el coste total de las obras de reparación en 30.500 euros.

Actualmente Artecdos, empresa que ya ha realizado restauraciones en la Catedral, es la que se está encargando de las reparaciones. Están siendo lentas, indicaron desde la Catedral, debido a que al parón navideño se la ha unido la persistente lluvia, que «dificulta estas operaciones». El Cabildo confía en que, al tratarse de un percance meteorológico, sea el seguro del edificio quien cubra los desperfectos.

La capilla de Santa Bárbara es una muestra del Barroco pleno, erigida entre 1660 y 1663 bajo la dirección de Ignacio de Caxigal. En el transcurso de la guerra civil resultó destruida la linterna, que reconstruyó en los 50 Luis Menéndez Pidal. La vidriera que se partió fue colocada en la linterna en 1999.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos