Caunedo critica a Sánchez Ramos por «irresponsable»

Iglesias Caunedo compra una paxarina a la entrada de misa. / P. L.

G. D. -R. / D. L. OVIEDO.

Mientras el equipo de gobierno comía el bollo, la oposición asistía a la misa mayor de San Mateo. A la salida, el portavoz popular Agustín Iglesias Caunedo lamentaba la ausencia: «Es una oportunidad para estrechar los lazos con los vecinos y con una institución que tiene responsabilidad sobre el patrimonio cultural, como es la Iglesia Católica. Es un acto de normalidad que la Corporación acuda» a la misa, señaló. Lo que ya no le parece tan normal, sino «una irresponsabilidad son las declaraciones del concejal de Festejos sobre el botellón: «Los concejales no están para buscar tribuna permanentemente, sino para actuar con responsabilidad, y en sus declaraciones demuestra bastante poca preocupación por la ciudad, la salud y la calidad de vida», criticó. Sánchez Ramos, recordó, es el concejal delegado de Cultura y Festejos, «independientemente de que haya un concejal de Seguridad que diga lo contrario, él dice que el botellón está bien en Oviedo, que lo aprueba. Pues esa es la postura del tripartito».

Caunedo encontró carencias en la programación para el público infantil y criticó que Oviedo y Cádiz se vayan a hermanar «porque los asesores de Somos trabajan con los de Podemos. Es una muestra del sectarismo que hay detrás de todas las actuaciones del tripartito».

A las críticas a las divergencias sobre el botellón en el equipo de gobierno, se unió el portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho, que retó a Sánchez Ramos a que exponga su visión en el Plan de Drogas Municipal y «allí será escuchado por gente que de verdad entiende de esto». «El botellón es un problema no solo de consumo de la juventud, también es una molestia para los vecinos», recalcó y abundó en su apoyo al concejal de Seguridad.

Pacho anunció que su grupo propondrá abordar una renovación del modelo festivo, para adecuarlo al siglo XXI. El líder de Ciudadanos celebró que no haya habido ningún incidente hasta ahora durante las fiestas y tendió «la mano una vez más a todos los grupos municipales, también a los del gobierno, para consensuar un nuevo modelo para las fiestas y por lo tanto un nuevo modelo de ciudad».

Fotos

Vídeos