Caunedo: «Las diferencias con el Real Oviedo deben dirimirse con diálogo»

Una imagen del partido entre el Real Oviedo y el Albacete. / PIÑA
Una imagen del partido entre el Real Oviedo y el Albacete. / PIÑA

El equipo de gobierno dice que el requerimiento al club para que aclare las obras sin lincencia en el campo se debe a «razones técnicas»

G. D. -R. OVIEDO.

El equipo de gobierno restó ayer trascendencia al requerimiento al Real Oviedo para que justifique y presente toda la documentación técnica y de seguridad de distintas obras que el club habría realizado en el estadio municipal Carlos Tartiere sin permisos. Fuentes del equipo de gobierno recordaron que la propiedad del campo de fútbol es municipal «y de producirse un accidente como consecuencia de esas obras, la responsabilidad recaería en el Ayuntamiento».

Las mismas fuentes señalaron que se trata de una cuestión técnica, un expediente de Patrimonio, iniciado al detectarse una serie de obras no autorizadas, como exige el contrato de concesión, antes por el Ayuntamiento. Entre ellas, figuran las mamparas colocadas en la zona de la afición visitante, las «obras de reforma y ampliación de las oficinas del club», la adecuación de los bares del campo de fútbol, la colocación de puertas y candados, el portón de cierre del acceso rodado al campo, la plataforma metálica para las cámaras de televisión entre los dos banquillos o la instalación de un cuadro eléctrico «en la zona de uso de las peñas de aficionados». Sobre todas ellas, el Ayuntamiento requiere toda la información «técnica» para poder legalizarlas si los funcionarios entienden que es posible, explicaron las mismas fuentes.

Un «relación normal»

El portavoz del PP, Agustín Iglesias Caunedo, anunció que su grupo preguntará por la situación del expediente en la próxima comisión de Urbanismo y abogó porque «las diferencias entre el club y el Ayuntamiento se diriman con diálogo y no a golpe de expediente». El líder de la oposición insistió en que «lo mejor» para ambas partes es mantener un cauce de diálogo que evite situaciones como la creada con el requerimiento «por unas obras menores y de escasa entidad».

El contrato de concesión establece que el Ayuntamiento debe autorizar antes cualquier obra en el estadio. El club debería requerir y justificar la necesidad de los trabajos al Ayuntamiento, esperar su aprobación y armarse de paciencia en vista de los tiempos de los servicios de Licencias y Contratación con la tramitación administrativa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos