Caunedo propone un plan piloto con mediadores contra el botellón

Agustín Iglesias Caunedo. / M. R.
Agustín Iglesias Caunedo. / M. R.

Sostiene que la respuesta al problema no puede ser solo policial e insta a probar en el Antiguo un servicio de mediación para reconducirlo

G. D. -R. OVIEDO.

De lo obvio, «el botellón se ha convertido en una constante en todas las ciudades» o «los jóvenes tienen derecho a divertirse, pero esto ha de ser compatible con la convivencia»; a lo novedoso. El portavoz del PP, Agustín Iglesias Caunedo, propone poner en marcha una experiencia piloto en el Antiguo con mediadores como arma contra el botellón. Sostiene que las causas de este problema social «son complejas» y «que la respuesta a dar no puede ser exclusivamente policial», pero que tampoco el Ayuntamiento puede hacer dejación de funciones a la hora de combatir el botellón.

Tras varios días de críticas de los populares al equipo de gobierno a cuenta de las distintas visiones que tienen los tres socios sobre este problema -de las declaraciones en las que el concejal de Festejos, Roberto Sánchez Ramos, más preocupado por Bárcenas que por el botellón; de la líder de Somos, Ana Taboada, en contra de las medidas «represivas»-, el tono de la propuesta es constructivo.

Caunedo sostiene que las sanciones, y el control policial no son suficientes para atajar este problema, «que tiene un origen más profundo y desde esa profundidad hay que tratarlo». En este sentido, destaca que ya existen experiencias recientes en otros municipios españoles como Barcelona, Bilbao, Gerona, Playa de Aro, Badalona o Calella de Mar, con la puesta en práctica de programas de 'mediación nocturna' que han obtenido excelentes resultados y una importante disminución de las quejas de vecinos residentes en zonas de ocio nocturno.

El programa busca identificar, prevenir, intervenir y gestionar los conflictos que se dan en las zonas de copas. Analiza los problemas y los pasos a seguir para una futura intervención con el objetivo de hacer compatible la fiesta con el descanso. «Los profesionales de la mediación que tienen como principal objetivo detectar los problemas que generan incivismo y que atacan la convivencia, y actuar para neutralizarlos a través de un arma tan potente como es la palabra», defiende el líder de la oposición.

Este proyecto piloto de mediación nocturna para la zona del casco antiguo de Oviedo, defiende, se podría hacer extensivo a todas las zonas donde existan problemas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos