La centralita de los Servicios Sociales atendió 8.000 llamadas el año pasado

D. L. OVIEDO.

El proyecto de atención centralizada de cinco de las diez Unidades de Trabajo Social (UTS) atendió 7.844 consultas telefónicas el año pasado, según informó la concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga. De estas, casi el 78 % fueron resueltas sin que los usuarios necesitasen una cita posterior, como sí ocurrió en el 22% restante.

La mayoría de las dudas planteadas fueron de ayudas económicas: el 20% sobre alguna prestación y el 19,5 % sobre el salario social básico. A mucha distancia se situaron la dependencia (8%), los cambios de día en la UTS (5,9%). La unidad que más atenciones generó fue la del Centro (2.264), seguida de la de El Cristo (1.695).

Ponga valoró los resultados como «muy positivos», que han permitido «ser más eficientes y más eficaces» para los usuarios y aliviar la carga de trabajo de las UTS, una labora «callada y poco conocida» centralizando las cuestiones «más burocráticas».

La concejala explicó que la intención del equipo de gobierno es que el proyecto, que empezó como piloto en octubre de 2016 con dos trabajadoras sociales interinas, es extenderlo a toda la red, pero para eso es necesario más personal. «Necesitamos que el Gobierno ponga fin a la política restrictiva» de contrataciones de funcionarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos