El centro comercial del Calatrava acumula pérdidas de 120 millones de euros

Locales de El Corte Inglés en el Calatrava, que echarán la persiana el 15 de julio. / PABLO LORENZANA
Locales de El Corte Inglés en el Calatrava, que echarán la persiana el 15 de julio. / PABLO LORENZANA

Espacio Oviedo S. L. sobrevive a base de aportaciones de su matriz y la nueva gestión busca capital local como inversores

GONZALO DÍAZ-RUBÍN / DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Que la galería comercial del Calatrava, Modoo, es un fracaso a nadie se le escapa. Pero la contabilidad lo pone negro sobre blanco o, mejor dicho, rojo sobre blanco, porque la propietaria del centro, la empresa RRPSE Espacio Oviedo S. L., en sus cuentas del último ejercicio fiscal disponible, el de 2016, arroja unos resultados negativos acumulados de 120 millones de euros.

La empresa cerró ese año con un resultado de 8 millones de euros menos, tras alcanzar una cifra de negocio de 2,3. Además, las ventas se redujeron ese año un 11,3% y el anterior un 16,4%. En cuando a su balance de situación, hay un patrimonio neto negativo de 2,53 millones. Su activo ascendía únicamente a 8,65 millones, 7 menos que en 2015, las deudas a corto y largo plazo se incrementaban hasta los 11,2 millones y el capital social es de solo 321.071 euros.

La sociedad, en definitiva, es un enfermo crónico al que hay que inyectarle cuantiosas dosis de medicina. Para cuadrar el balance, Espacio Oviedo S. L. recurre a 63 millones de aportaciones de otros socios y a 54 de prima de emisión, que se contabiliza como reservas. Y para que no entre en causa legal de disolución, al tener un patrimonio neto negativo, tiene suscritos dos préstamos participativos, por un importe total de 6,1 millones de euros.

Hay un dato que resulta extraño. El Modoo abrió sus puertas hace diez años, cuando el fondo holandés Multi Development lo puso en marcha en 2008 tras comprar esta parte del complejo a Jovellanos XXI por 130 millones de euros. Pero Espacio Oviedo SL ya existía hace catorce años.

Hay más. Tras restar las amortizaciones y deterioros, el valor de lo que es el Modoo en sí (terrenos, construcciones e instalaciones) se queda solamente en dos millones de euros, partiendo de un saldo inicial de 113. Entre las rentas mensuales «más significativas» que soportan las tiendas, las máximas cifras son de 8.339 y 9.808 euros. No paga el impuesto de grandes superficies (lo tiene recurrido) y en dos años se le condonaron 16,6 millones de deuda. La auditora KMP certifica que las cuentas son la «imagen fiel» del patrimonio existente.

El negocio empezó con grandes perspectivas. Multi Development preveía que cada año se facturarían 120 millones de euros y que pasarían 150.000 personas cada semana. Empezó con un 80% de la superficie comercial comprometida. Con la crisis económica, y la puntilla de la marcha del HUCA en 2014, todo eso se perdió como lágrimas en la lluvia.

Más información

Movimientos

Tras la reciente compra del Modoo por parte de Benson Elliot, la empresa está administrada mancomunadamente desde febrero por dos ejecutivos de Estabona Management, la socia única. Se trata de Kieran Dilip Khullar y Thomas Blaxland, vinculados a sociedades de gestión inmobiliaria. Sin embargo, físicamente aún pertenece a la anterior gestora, JLL Management.

La nueva gestión, según fuentes consultadas por este diario, «está buscando capital privado local» para invertir en el negocio y poder realizar cambios, que están perfilados pero no cerrados: «Van a hacer una reforma integral, dedicarlo a hostelería y cines e invitarán a la mayoría, si no a todos los comercios locales, a que se vayan. Les gusta la idea de tiendas como la del Real Oviedo, que compaginan tienda de venta directa con reuniones y cumpleaños».

Así, en los últimos tiempos, los administradores negocian con la escasa treintena de negocios que permanecen en el centro su continuidad, de cara a una posible remodelación. Una reforma que facilitará, sin duda, el cierre de las tiendas de El Corte Inglés (sus cien empleados serán recolocados por Asturias) el próximo 15 de julio. Suponen 10.000 de los 40.000 metros cuadrados de superficie comercial.

Estabona no facilita información sobre sus planes. Sirva como orientación la actuación que llevaron a cabo cuando remodelaron, también para Benson Elliot, el centro comercial Imaginalia de Albacete a partir de 2014. «Se reformó casi todo el centro: el suelo, la jardinería y los baños. Quitaron el auditorio y ahora hay una zona de juegos infantiles. Fue un cambio muy bueno», resumen desde el espacio. Allí hay cines, catas de vinos y mucha vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos