Los centros de salud del municipio carecen de un «plan eficaz» de evacuación

El centro de salud de La Lila, uno de los puntos de urgencias abierto los fines de semana y festivos.
El centro de salud de La Lila, uno de los puntos de urgencias abierto los fines de semana y festivos. / PABLO LORENZANA

El Simpa estudia denunciar ante la Fiscalía deficiencias en seguridad y advierte de la falta de personal en verano

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

El municipio suma dieciocho centros de salud, entre los que se incluyen siete consultorios periféricos. Los usuarios denuncian la falta de determinados especialistas en Trubia, San Claudio, Ventanielles y La Lila, y en otros reclaman mejoras en las infraestructuras, como en El Cristo y La Manjoya. El Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa) pone el acento en la falta de planes de evacuación en los equipamientos sanitarios. «La mayoría de los centros de salud, por no decir todos, no tiene activo un protocolo adecuado y eficaz contra emergencias como, por ejemplo, un incendio», explica Fernando Pendás, delegado de salud laboral del área sanitaria IV del Simpa.

La situación implica que el personal de los centros de salud «no tiene una formación adecuada para actuar correctamente en caso de emergencia y para que funcione un plan de evacuación hay que estar formado», abunda. Esa plantilla incluye al personal sanitario, los auxiliares, los celadores y los administrativos.

La Manjoya
Los vecinos de la zona piden mejoras antes las deficiencias que presenta este antiguo edificio.
Trubia
Demanda la presencia diaria de un pediatra. A día de hoy solo cuentan con un profesional dos veces por semana.
San Claudio
El consultorio periférico de esta localidad carece de pediatra. Piden contar con uno, al menos, para ofrecer consulta una vez a la semana.
Ventanielles
Este centro de salud solo cuenta con un odontólogo y una higienista dental para más de 30.000 usuarios.
La Lila
La falta de oftalmólogos tras no cubrir cinco jubilaciones ha aumentado la lista de espera de los pacientes.
El Cristo y Pumarín
El invierno pasado una avería en las calefacciones de ambos centros hizo que los médicos tuviesen que pasar consulta con abrigos.

Para paliar esta carencia, desde el Sindicato Médico Profesional de Asturias insisten en la formación: «Necesitan recibir cursos adecuados y una vez al año realizar un simulacro de emergencia en el propio centro de salud. Esto no se está haciendo».

El Simpa pide que se refuerce en medios y en formación ante posibles emergencias

Estas deficiencias no solo afectan a los centros. También al Hospital Universitario Central de Asturias: «Lo hemos denunciado ante la Inspección de Trabajo». Pero, según explica el delegado de salud laboral del área sanitaria IV, Inspección de Trabajo tiene «un mecanismo sancionador» que no llega a equipamientos públicos como los centros de salud o los hospitales. «Me estoy planteando denunciar esta situación ante Fiscalía y es algo lamentable cuando podría solucionarlo la Inspección de Riesgos Laborales pero, ¿quién cierra un hospital o un centro de salud?», se pregunta Pendás.

El mecanismo de denuncia por la vía administrativa lleva a un callejón sin salida: «Nosotros presentamos la denuncia al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales y redacta un informe correcto. La Inspección de Trabajo envía al personal técnico y redacta otro informe para que se corrijan las deficiencias. Pasa el tiempo, incluso años, y no se corrigen», denuncia Pendás.

Esas deficiencias van desde algo tan sencillo como un extintor que no funciona a regletas y cables «tirados» por el suelo con el consecuente riesgo eléctrico cuando la normativa de riesgos laborales «prohibe» este tipo de situaciones.

La solución a esta situación depende de la gerencia de cada área sanitaria y en última instancia la responsable directa sería la Consejería de Salud del Principado de Asturias, apuntan desde el sindicato médico.

Faltan médicos

La falta de personal sanitario es otro de los puntos débiles de los centros de salud ovetenses. Un problema que se extiende a nivel nacional pero que en este caso eso de que 'mal de muchos consuelo de tontos' no convence a los sindicatos médicos. La situación se agrava en los meses estivales, con las vacaciones del personal. «La tasa de sustitución a día de hoy está en un 10%. Estamos muy pillados», denuncia Javier Alberdi, presidente del Sindicato Profesional de Médicos de Asturias.

Afecta directamente al personal médico porque el resto, es decir, enfermeros, auxiliares y celadores no tienen problemas de personal, según Alberdi. Desde el Simpa denuncian que las consultas médicas ya están de por sí muy saturadas. El problema se agrava durante las vacaciones cuando hay que aglutinar a los pacientes de los compañeros que se han ido para repartirlos entre el personal que se queda en el centro de salud. «Afecta a la calidad asistencial de manera directa, porque no se le da al paciente el tiempo que necesita. Se trabaja a modo de fábrica de tornillos», explica.

La falta de profesionales durante las vacaciones desemboca en situaciones «graves». Desde el Simpa recuerdan que el verano pasado hubo centros de atención continuada en Oviedo, como el del Naranco, que quedaron «descubiertos» de profesionales médicos. «Sería interesante no tener tantos centros de atención continuada abiertos durante el verano y concentrarlos en tres o cuatro», propone Alberdi.

Verano «oscuro»

El guante está echado pero desde el sindicato son conscientes que es un «tema político» donde además de la Consejería de Salud del Principado de Asturias entran en juego los propios usuarios de los centros de salud. «Hay que echarle coraje y agarrar el toro por los cuernos, porque la situación durante el verano se presenta muy oscura», advierten desde el sindicato médico.

Este no es el único asunto pendiente en el área IV. Los vecinos han denunciado recientemente la necesidad de una mejora del consultorio periférico de La Manjoya, demandan la presencia de un pediatra en San Claudio y en Trubia, más odontólogos en Ventanielles y en La Lila, y, de cara al invierno, el arreglo de la calefacción en el centro de salud de El Cristo.

Fotos

Vídeos