Chao, Chambao

La plaza de la Catedral viajó a los años 60 y 70. / PABLO LORENZANA
La plaza de la Catedral viajó a los años 60 y 70. / PABLO LORENZANA

La popular cantante de flamenco ofrece su último concierto con el grupo antes de volver a ser 'La Mari'

DANIEL LUMBRERAS OVIEDO.

Qué mejor escenario para morir, y volver a nacer, que una plaza delante de la Catedral. Así le pasó anoche a María del Mar Rodríguez Carnero, líder de Chambao, que cantó por última vez con este grupo; a partir de ahora, será de nuevo'La Mari'. Fue un concierto en el que aunó el flamenco chill y playero que la hizo famosa con ocho instrumentos más: batería, bajo, flauta, guitarra eléctrica y española, flauta travesera, percusión, teclado y dos vientos.

«Muy buenas noches familia, ¡qué alegría tocar en esta plaza!», saludó a los presentes desde un escenario con iluminación en tonos blancos, azules y morados. Pese a la voluntad de renovarse, el grupo no arriesgó y ofreció un popurrí de sus grandes éxitos, como la tantas veces radiada 'Papeles mojados', la melancólica 'Ahí estás tú' , que cerraron el concierto. 'Detalles', en cambio, lo abrió, seguida de 'Duende del Sur'.

«Vamos allá, ¡viva San Mateo¡», animó la cantante a sus fans, que prefirieron arropar a Chambao en su último concierto. Los fuegos artificiales quedaron relegados.

Pero la fiesta empezó antes. A las ocho, la plaza de la Catedral viajó en el tiempo, hasta los guateques de los años 60 y 70, con Los Pioneros. Niti Colsa con su canción ligera, Los de Siempre, Los Linces o The Student's revivieron sus grandes éxitos para el público carbayón.

A la una, el flamenco de Chambao trocó en la rumba y el funk de los veteranos Gypsy Kings, grupo francés de origen español que alcanzó la gloria con la adaptación del 'Hotel California' de los Eagles que salió en la cinta 'El gran Lebowski'. Los más trasnochadores se movieron al ritmo de sus éxitos, como el célebre 'Bamboleo'.

Para completar la noche, la banda mierense Fasenuova tocó música electrónica en el Paraguas.

Fotos

Vídeos