Más que chuchos quiere el centro para un proyecto con animales

Una imagen actual de la pista y su grada para más de 2.000 espectadores. / P. LORENZANA
Una imagen actual de la pista y su grada para más de 2.000 espectadores. / P. LORENZANA

El Ayuntamiento baraja distintas opciones para las instalaciones, pero no ha presupuestado recursos para poner en marcha ninguna de ellas

G. D. -R. / R. A. OVIEDO.

Trece caballos -los tres 'rebeldes' y la decena que se usan para el servicio de hipoterapia- son pocos para 35 hectáreas de instalaciones. Las dimensiones de El Asturcón asustan y, tras la renuncia del Real Oviedo a trasladar allí su ciudad deportiva, el equipo de gobierno aún busca una utilidad para un equipamiento cuya construcción costó 24 millones de euros a los ovetenses. La última propuesta llegó esta semana de la protectora Más que chuchos, que ha presentado un proyecto que ocuparía todas las instalaciones y aún los terrenos anexos de El Molinón para un centro de la fauna, aunque, leído en detalle, la mayor parte sería para los animales domésticos con los que trabaja habitualmente la asociación. El colectivo, en su estudio, sostiene que la cesión del equipamiento para su proyecto no costaría dinero a las arcas municipales porque se financiarión con patrocinios de empresas.

Es una opción, una nueva a sumar a las otras que ha barajado hasta ahora el equipo de gobierno para reconvertir el hípico. Somos Oviedo, desde las concejalías de Promoción Económico y Deportes, fueron los primeros en poner un esbozo sobre la mesa. El Asturcón o, al menos, parte de él podrían ser «la puerta al Naranco», un centro de recepción y actividades ligadas a la naturaleza y, también, un lugar para organizar festivales musicales.

A finales del año pasado, desde IU se sumó otra opción: reconvertir las instalaciones para la práctica del tenis y organizar un torneo ATP 250 en las mismas.

Ninguna ha pasado de uno o dos titulares de prensa. De hecho, el proyecto de presupuestos municipales para este año no contempla ninguna inversión en el centro. Ni siquiera antes de la sentencia que obligará al Ayuntamiento a destinar 18 millones de euros de los 34 previstos a pagar la liquidación del Calatrava. Hay razones para ello. De un lado, el Ayuntamiento aún pleitea con los últimos trabajadores de la contrata que gestionaba El Asturcón. Tras una primera sentencia favorable a los intereses municipales, el resto de pleitos se han torcido y los recursos ante el TSJA dependen, en parte, de la doctrina judicial de unidad económica susceptible de explotación o, lo que es lo mismo, la integración de estos 12 mozos de cuadras y preparadores de caballos en la plantilla municipal puede depender de que a sus señorías les quede claro que con el hípico hay poco o nada que hacer tal como está.

No es la única razón, claro. Las propuestas de Somos y, luego, de IU pasearon por declaraciones y titulares pero nunca han sido un acuerdo de gobierno ni han generado entusiasmo entre los otros socios del mismo. PSOE, Somos e IU solo están de acuerdo, de momento, en modificar la calificación de los terrenos, ahora para uso exclusivamente deportivo, por otra figura -equipamiento sin definir- más flexible y en fijarse como objetivo para dar nueva vida a la instalación el próximo año. No parece fácil. A los complejos trámites urbanísticos aún sin iniciar habría que sumar los tiempos necesarios para desarrollar el proyecto que sea.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos